¿Vivimos el final de los días del ERP tradicional?

Autor: Sandra Plata
Categorías relacionadas:
Destacado, Software empresarial

ERP-inteligente

[widget id="text-55"]

El Enterprise Resource Planning (ERP) se ha posicionado como un sistema de información que integra, en una única plataforma tecnológica, las áreas de gestión básicas que una compañía realiza.

El ERP en los últimos 20 años ha tenido un gran impacto en el mundo empresarial, pero éste se encuentra experimentando un proceso clave de transformación conceptual ¿Seguirá existiendo el ERP como lo conocemos ahora?

Desde sus inicios, el rol del ERP ha radicado en dar soporte al área de Back Office de las compañías, las cuales apoyan los procesos corporativos internos, como el departamento de contabilidad y/o compras, producción, mantenimiento y otros. Áreas y procesos que con la maduración y evolución de los ERP se han convertido en procesos commodities, que apenas nos diferencian de la competencia. Todas las compañías cuentan con un sistema Back Office, mejor o peor implementado, pero que funciona y no brinda un valor relevante a los clientes.

El ERP fue evolucionando con el paso de los años y a medida que el pain point no era tener un sistema de gestión integrado y cobertura de sus procesos Back Office, se fue abriendo paso en el mercado gracias a la incorporación de nuevas funcionalidades y sistemas por la gestión de relación con proveedores, Supplier Relationship Management (SRM), con clientes, Customer Relationship Management (CRM) o plataformas eCommerce.

Los grandes fabricantes de software, invertían esfuerzos y presupuestos en ampliar, desarrollar e integrar soluciones externas a su plataforma para que sus clientes estuvieran cautivos y no tuvieran que buscar una alternativa en el mercado.

La integración modular

Mientras tanto, existían empresas de software, que a diferencia de los grandes fabricantes (SAP, ORACLE, Microsoft) se enfocaban en la especialización y evolución de su propia solución, consiguiendo una ventaja competitiva por la alta especialización del producto que cubría todos los requerimientos del negocio y, lo más importante, tiempos y costos de implementación más reducidos frente a las ofertas más generalistas.

Las áreas de negocio de las compañías encontraban en la especialización de la solución y en la capacidad de tener la solución implementada de forma ágil la respuesta a sus requerimientos, por lo que este tipo de soluciones empezó a quitar cuota de mercado a los grandes fabricantes.  

Software que ofrece valor al negocio

Para complicarles más la vida a los grandes fabricantes de los ERP, los gigantes de gestión de información (Google, Amazon, Azure, entre otros) comenzaron a posicionarse con una ventaja competitiva relacionada a temas de analítica de datos, Big data, Machine Learning y/o Inteligencia Artificial.

Si su organización adquirió un sistema ERP hace algunos años, recordará a los vendedores de ERP mencionar la importancia de la integración de todos los procesos en una misma plataforma. En cambio, si su compañía está evaluando la posibilidad de compra de un ERP, tendría que saber que la integración ha dejado de ser decisiva en la adquisición de la solución, y los CIO’s están dando prioridad en los criterios de agilidad de la plataforma para cubrir rápidamente los requerimientos de negocio, prestando atención a los nuevos retos del mercado como la ciberseguridad y la protección de datos.

Los grandes fabricantes del SW reaccionaron y comenzamos a ver maduras las nuevas soluciones y plataformas orientadas a cubrir los nuevos requerimientos de negocio acordes a lo que el mercado demanda, por otro lado, también abriendo sus plataformas para complementarse con soluciones de terceros que puedan cubrir la totalidad de las necesidades tecnológicas que tienen las compañías.

ERP inteligente

El nuevo término Smart ERP, ahora tan en boga en los artículos especializados y usado por los influencers del mercado IT, es una manera elegante de presentar la evolución del ERP y reconocer que hay que mirar de forma diferente a la demanda del mercado.

Pero la inteligencia del ERP no se encuentra en el ERP, éste se va a mantener como un repositorio de información con habilitación para poder ampliar funcionalidades, pero evolucionarlo y hacerlo inteligente se hará gracias a la complementariedad de nuevas plataformas integradas con inteligencia.

Los ERP’s deben mirar hacia adelante y dar cobertura a los grandes desafíos que tienen los clientes donde el Time To Market se ha convertido en la clave a la hora de elegir la plataforma tecnológica idónea a la compañía, por ello las empresas consultoras debemos adaptarnos a esa velocidad de cambio y exigencia.

Por Luis Domingo Bartolomé, Socio director SAP everis México

Deja un comentario