Connect with us

Big Data

4 tendencias para el Centro de Datos en 2016

Redacción CIO México

Published

on

cloud-computing-nube

El cómputo en la nube, la seguridad, el fog computing junto con la sostenibilidad, marcan nuevas tendencias que habrá que tener en cuenta para 2016.

Durante mucho tiempo, el centro de datos ha evolucionado en respuesta a innovaciones tecnológicas (la mayoría basadas en servidores) ha sido tan grande el ritmo de crecimiento como la dirección de esa evolución por lo que han sido hasta cierto punto predecibles. Tendencias disruptivas como la informática en la nube, la sostenibilidad, la ciberseguridad y el Internet de las Cosas, están impulsando profundos cambios informáticos en todos los sectores y creando oportunidades y retos en el camino. Como resultado, están iniciando nuevos modelos que cambiarán el panorama de los centros de datos y mejorarán la productividad, reducirán los costos y aumentarán la agilidad. Para Emerson Network Power existen cuatro tendencias fundamentales en los centros de datos:

Por un lado está el centro de datos que cumple con la responsabilidad social corporativa. El rendimiento energético sigue siendo importante para un sector con necesidades de consumo aparentemente ilimitadas, pero otros elementos impulsores son una mayor preocupación por reducir la huella de carbono en algunas organizaciones, además están dando mayor relevancia a la sostenibilidad y la responsabilidad corporativa. El sector responde con un mayor uso de la energía alternativa en un esfuerzo por avanzar hacia la economía de bajas emisiones de carbono.

Muy importante es la fortaleza de los datos. El mundo en que vivimos, cada vez más conectado, crea un mayor número de oportunidades a los piratas informáticos. En lo referente al diseño de los centros de datos, las organizaciones están empezando a asumir una propuesta en la que la seguridad esté por encima de todo. Esto les lleva a desplegar contenedores de datos fuera de la red para información altamente confidencial, en algunos casos con equipamiento de suministro eléctrico, refrigeración separada y exclusiva.

También debe tenerse en cuenta el cómputo en la niebla o fog computing. Las arquitecturas distribuidas se están haciendo habituales a medida que el “Edge Computing” se hace más crítico. Introducida por Cisco, la informática en la niebla conecta varias redes pequeñas en una sola red grande, con servicios de aplicaciones distribuidos en dispositivos inteligentes y sistemas informáticos que mejoran el rendimiento y se concentran en el proceso de datos más cerca de dispositivos y redes. Esto es una respuesta lógica a la masiva cantidad de datos que genera el Internet de las Cosas (IoT).

Los modelos de servicios compartidos comenzarán a ser vistos como una posibilidad. A pesar de las mejoras impulsadas por la virtualización, son demasiados los servidores que permanecen infrautilizados: algunos estudios indican que los servidores emplean entre el 5 y el 15% de su capacidad de cálculo y que el 30% de todos los servidores están en estado “de espera”. Se prevé un futuro en el que las organizaciones exploren modelos de servicios compartidos, vendiendo parte de esa capacidad excedente y formando parte efectiva de la nube.

“Estos patrones emergentes de centros de datos son una prueba de los continuos cambios e innovaciones que se están produciendo actualmente en el sector”, ha indicado Lal Karsanbhai, presidente de Emerson Network Power en Europa, Oriente Medio y África.

-Networkworld

VIDEOS

Advertisement
 

Resources

Advertisement