Connect with us

Tendencias

5 consejos para crear una cultura de TI en la que las mujeres prosperen

César Villaseñor

Published

on

Todas las empresas son ya —o se están convirtiendo rápidamente— en empresas tecnológicas. Desde el simple hecho de tener un sitio web hasta el uso de un sistema de pago digital, pasando por el despliegue de un chatbot con Inteligencia Artificial o el diseño de un coche autónomo, todas las organizaciones están involucradas en la tecnología.

A medida que las capacidades crecen, muchas empresas reequilibran las habilidades que necesitan para operar, y el mercado laboral todavía no es capaz de seguir el ritmo de esta demanda. A medida que la tecnología avanza, la diversidad retrocede.

A pesar de todos los esfuerzos por animar a las chicas y a las mujeres a seguir carreras tecnológicas, las estadísticas siguen siendo alarmantes.  El análisis de Accenture muestra que, aunque el número total de mujeres en puestos tecnológicos aumentó en las últimas tres décadas —de 1.6 millones a 3.7 millones—, la proporción de mujeres en puestos tecnológicos disminuyó. Sorprendentemente, en 1984 había un mayor porcentaje de trabajadoras tecnológicas (35%) que en la actualidad (32%); y las mujeres ocupan sólo el 25% de los puestos informáticos en las empresas estadounidenses. Ellas abandonan las funciones tecnológicas en un 45% más que los hombres. Y en las 1.000 empresas más grandes, menos de uno de cada cinco directores de informática o directores técnicos son mujeres.

La industria tecnológica necesita mujeres, y no sólo para satisfacer la demanda de talento. Los lugares de trabajo diversos e inclusivos son 11 veces más innovadores que las organizaciones no diversas. Y una mejor representación de las mujeres en la tecnología ayudará a garantizar que los productos y servicios se diseñen pensando en ellas. Para ilustrar por qué esto es importante, consideremos este ejemplo: la falta de maniquíes “femeninos” para las pruebas de choque contribuye a que las mujeres tengan un 47% más de probabilidades de sufrir lesiones graves en accidentes de tráfico y un 17% más de probabilidades de morir.

En Accenture creen que es necesario un reajuste de la cultura para cambiar el juego de las mujeres en la tecnología, con el objetivo de duplicar el número de mujeres jóvenes que trabajan en la industria para 2030. Por eso me puse en contacto con algunos de los mejores talentos tecnológicos femeninos de la consultora, incluido su propio CIO, para conocer su opinión sobre cómo es ser una mujer en la tecnología y cómo las empresas pueden fomentar una cultura de inclusión en la que las mujeres —y todos— puedan prosperar.

Esto es lo que tienen que decir:

Cerrar la brecha de acceso

“En mi papel de CIO, me centro en cerrar cualquier brecha digital de género existente en términos de acceso, uso y desarrollo de la tecnología. Esto significa construir infraestructuras digitales que funcionen para las mujeres y aumentar la alfabetización digital de las mujeres. También se trata de impulsar la participación de las mujeres en el desarrollo de nuevas tecnologías y de crear directrices éticas sobre tecnologías avanzadas que tengan en cuenta el género. Esto puede empezar a cualquier edad; durante los últimos seis años, hemos puesto el foco en las mujeres que trabajan en TI desde nuestra asociación con la organización sin ánimo de lucro Girls Who Code. Hemos creado un entorno cómodo para las niñas al tiempo que demostramos el enorme potencial de las habilidades y carreras STEM”, reconoce la CIO de Accenture, Penelope Prett.

Cultivar la curiosidad

“Para mí, la clave es un deseo persistente de seguir aprendiendo, no tener miedo de cuestionar cualquier cosa que no entiendas y encontrar tu propia manera de dar sentido a los temas complejos. Recuerda siempre que te mereces ese asiento en esa reunión, que tienes voz y que tienes el poder de inspirar un cambio real”, explica Henrietta Ridley, directora de Ciencia de Datos, Applied Intelligence de Accenture UK.

Poner la “seguridad” en el acceso remoto seguro

“Es fundamental que desarrolle sus habilidades técnicas, pero quizás sea aún más importante que aborde su trabajo con curiosidad. Busca proyectos que realmente te emocionen y te atraigan: si te sumerges en un trabajo que te apasiona, te resultará mucho más fácil destacar y defenderte en consecuencia”, explica Mary Hamilton, directora general y líder de innovación de Accenture para América del Norte y América Latina.

Haz que sea fácil quedarse

“Me tomé un descanso a mitad de mi carrera tecnológica de más de 30 años para ser madre de familia, lo que me dio una perspectiva invaluable sobre el panorama general y me hizo una mejor líder. Soy una gran defensora de animar tanto a las mujeres como a los hombres a que se acojan al permiso de paternidad —para que sea algo habitual, no una excepción—, y creo que nos acercará a la creación de una cultura inclusiva en la que las mujeres se sientan más inclinadas a permanecer en el lugar de trabajo”, admite Gloria Samuels, directora general senior de Accenture Workday Business Group.

Mientras, Emma McGuigan, directora general senior, líder global de Servicios de Plataforma Inteligente en Accenture, no duda en decir que “es muy importante que las empresas creen un entorno que garantice que las mujeres con talento quieran quedarse o volver a trabajar, y creo que el trabajo flexible impulsado por la tecnología digital permite precisamente eso. Pasé diez años trabajando cuatro días a la semana mientras mis hijos eran pequeños, lo que me ayudó a equilibrar mis compromisos profesionales y personales y a definir mi propia trayectoria profesional”.

Abrazar al individuo

“Lo más importante de la cultura es que no se puede fingir. No basta con decir que somos inclusivos; debemos serlo. Una sólida cultura de inclusión sólo surge cuando los empleados aportan su verdadero yo y se sienten valorados y apoyados por la organización”, expone Philippa Spork, directora senior de servicios de operaciones de ventas y marketing.

“Aunque soy poeta de corazón, me sentí atraída por la tecnología al principio de mi carrera por el impacto que tiene en nuestras vidas y en la economía. Para mí es el gran ecualizador, que abre oportunidades de espacio en blanco que todos podemos perseguir. Para una organización, es fundamental invertir en un liderazgo y un talento diversos en todos los niveles y crear una cultura que acepte las necesidades individuales. Para un candidato a la carrera tecnológica, lánzate a aprender porque nunca se acaba, di que sí a las oportunidades (aunque tengas miedo) y confía en tus puntos fuertes.  Es el mejor momento para ser una mujer en la tecnología”, afirma Ashley Skyrme, directora general senior, líder de estrategia y consultoría de Global Cloud First en Accenture.

Multiplíquese a través de la tutoría

“Mi camino en la tecnología comenzó en el instituto, donde era una de las pocas chicas en la clase de informática. Las cifras no mejoraron entre el instituto y mi clase de máster. La lucha por aumentar el número de mujeres en la tecnología empieza por aumentar el número de estudiantes femeninas en la tecnología. El esfuerzo tiene que estar centrado y bien financiado; los recursos tienen que estar fácilmente disponibles; los modelos de conducta necesitan plataformas visibles; y los resultados tienen que ser supervisados y controlados de cerca. Necesitamos que más mujeres aporten sus nuevas perspectivas al mundo de la tecnología.”, dice Mpho Zim, gerente de Technology Strategy & Advisory

“Aprendí a codificar compartiendo un ordenador con otros 150 en un aula de Nigeria. Mi deseo de cultivar modelos femeninos me mantuvo motivada en los momentos en que sentía miedo al rechazo. Me sobrepuse a la ola del miedo, aprendí constantemente, obtuve un doctorado en gestión tecnológica y, en los últimos dos años, he enseñado personalmente a codificar a más de 1.000 chicas. El ciclo continuo de mentoras, aprendizaje continuo y retribución reducirá definitivamente la brecha de género en la industria tecnológica. La nube está llena de oportunidades para todos”, dice la Dra. Isi Idemudia, arquitecta de soluciones de AWS, directora asociada, Accenture-AWS Business Group.

“Me encanta el sector tecnológico y mis clientes. Estoy motivada porque creo que lo que hago es bueno para el mundo. Lo más importante es que tuve un maravilloso modelo femenino que me enseñó a liderar el camino, y ahora creo que me toca mostrar la misma actitud a mis colegas más jóvenes”, reconoce Hisako Katayama, directora general de Alta Tecnología en Accenture.

Advertisement
 

VIDEOS

Resources

Advertisement

Recientes

Advertisement