Connect with us

Estrategia CIO

7 formas en que los CIO pueden reducir los costos antes de que llegue la recesión

José Luis Becerra Pozas

Published

on

Con los directores ejecutivos anticipando la recesión, los líderes de TI deben tomar medidas proactivas al reevaluar los contratos, el inventario tecnológico con que cuentan, las listas de proyectos a realizar y las ofertas de trabajo antes que los directores financieros vengan a buscar sus presupuestos.

Si los CIO aún no están pensando en el impacto de una recesión económica, sus directores ejecutivos sí lo están. De hecho, casi 8 de cada 10 líderes empresariales esperan el arribo de una recesión en su principal región de operaciones para los próximos 12 a 18 meses, o creen que ya está en marcha, según el estudio C-Suite Outlook Mid-Year, de Conference Board. Entre los directores generales a nivel mundial entrevistados para este estudio, el 15% cree que la recesión ya se ha afianzado, mientras que otro 61% espera que llegue antes de finales de 2023.

“Si bien las recesiones son inevitables, nunca sabemos cuándo llegarán”, asevera Dan Roberts, presidente de Oullette & Associates y presentador del podcast CIO Whisperers. “Hay un complicado acto de equilibrio en juego. Los líderes deldf C-suite no pueden pisar el freno y arriesgarse a perder oportunidades de mercado. Pero por otro lado, si continúan invirtiendo en los mismos niveles y la economía se estanca, corren el riesgo de que los gastos superen los ingresos”.

Una década después de la última recesión, muchos CIO nunca han tenido que liderar sus organizaciones a través de tales desafíos económicos, señala Roberts. Pero necesitarán reducir costos y desarrollar eficiencias para sostener sus negocios a lo largo del ciclo.

Las empresas con poca inversión en tecnología estarán en la peor posición. “Tendrán pocas opciones más que pasar al modo de supervivencia y sacar monedas del sofá para ahorrar dinero”, señala Peter Pisciotta, director gerente y consultor senior de Fine Line Partners. “Eso no suena alentador.”

Los costos de TI pueden representar una parte significativa de los gastos operativos (SG&A) y las inversiones de capital, por lo que si se necesita reducir los costos, el área de TI podría estar en la parte superior de la lista de recortes.

“Es esencial que los líderes de TI tengan un plan”, aconseja Patrick Anderson, director de tecnología, estrategia y arquitectura de la consultora global Protiviti. “Sin un plan del líder de TI, otros líderes intervendrán y eso podría tener consecuencias devastadoras”.

Las siguientes son acciones que los CIO pueden tomar para realinear las inversiones antes de una posible recesión:

Transforme los costos fijos en costos dinámicos

En una recesión, el efectivo es el rey. La TI puede ayudar a la empresa a mantener la liquidez al convertir algunos gastos de capital fijo en costos operativos más dinámicos, explica Shawn Fitzgerald, director senior de investigación de la práctica de asesoría financiera en The Hackett Group. Asimismo, cambiar más cargas de trabajo a la nube antes de la recesión puede ayudar, agrega.

Las organizaciones que han migrado la mayoría de las cargas de trabajo elegibles a la nube ven un ahorro de costos promedio tres veces mayor que aquellas empresas que han tardado más en migrar a la nube, según un informe de Hackett Group de junio de 2022.

Reevaluar los contratos de servicios de TI

En algunos casos, los contratos pueden renovarse automáticamente sin reevaluación u optimización. Ahora es un buen momento para examinar la cartera de subcontratación.

“Aquellos proveedores que pueden ofrecer un valor financiero cuantificable y demostrado pueden y deben seguir siendo recompensados ​​por sus clientes, ya que esto es clave para un crecimiento exitoso en un entorno de recesión”, argumenta Marc Tanowitz, socio gerente de asesoría y transformación en West Monroe. “Dicho esto, los compradores deben asegurarse que sus socios de valor agregado sean financieramente sólidos y no corran el riesgo de disminuir sus inversiones en sus productos y servicios hasta el punto de que el rendimiento y la calidad puedan verse afectados”.

Los líderes de TI pueden trabajar con socios para identificar oportunidades de reducción de costos. “Trabaje en estrecha colaboración con sus socios externos, ya que es probable que se encuentren en una posición similar”, aconseja Erik Bailey, CIO de la empresa de software y servicios IP Anaqua.

Reestructurar un servicio para reducir costos, en lugar de eliminarlo por completo, puede ser mutuamente beneficioso. “Apóyese con sus socios”, dice Michael Fuller, director de The Hackett Group. “Pueden descubrir formas de optimizar su entrega, migrar más trabajo a ubicaciones de menor costo”.

Es posible que pedir concesiones de precios significativas no funcione, ya que los proveedores de servicios de TI se enfrentan al aumento de los costos laborales. Pero “los clientes tienen muchas opciones para relajar las restricciones contractuales y reducir costos”, afirma Brad L. Peterson, socio y líder global de transacciones de tecnología en la firma de abogados Mayer Brown. “Pueden reducir las obligaciones de los proveedores, asumir más riesgos, permitir un cambio transformador y comprometerse a ayudar más al proveedor. Ahorrar dinero no se trata de obtener los cargos de contrato más bajos, se trata de reducir el costo total”.

Priorizar los ajustes de volumen sobre los recortes de precios

Los líderes de TI pueden reducir sus costos unitarios solicitando un descuento a los proveedores o pueden buscar ahorros de cantidad al racionalizar las unidades utilizadas. Podrían, por ejemplo, optimizar la cantidad de licencias de software que están pagando.

“Por experiencia, reducir los precios no es demasiado exitoso”, señala Pisciotta. “Los proveedores [pueden usar] la oportunidad de recuperar términos que no les gustaron, como reducir los SLA a cambio de cargos reducidos”.

Apague los sistemas redundantes

Tómese el tiempo para evaluar su base de activos de software y hardware. “Podría haber oportunidades para reducir estos costos, particularmente si algunos de estos activos están cerca de jubilarse o son buenos candidatos para jubilarse”, dice Anderson de Protiviti. “También podría haber oportunidades para la consolidación o la racionalización”.

Los sistemas redundantes son un buen objetivo para la reducción de costos. “Puede ser difícil eliminar una aplicación, pero los CIO que toman riesgos cerrarán un sistema y verán si alguien se queja”, advierte Rick Pastore, director senior de investigación y asesor de TI de The Hackett Group.

Sin embargo, los CIO deben asegurarse de que la descarga tenga sentido desde el punto de vista financiero. “Si desmantelas algo que todavía se está depreciando, recibirás un golpe financiero”, añade Fitzgerald. “Usted necesita un ‘enfoque de equipo’ para la gestión inteligente de costos, asociándose con el área de finanzas y aquellos que pueden hacer ese análisis, y de esta manera brindar apoyo para la toma de decisiones”.

Presione pausa en proyectos de baja prioridad

Los CIO también deben reevaluar su cartera de proyectos para asegurarse de que aún estén alineados con la estrategia del negocio.

“Dé prioridad a sus inversiones pendientes”, sugiere Ryan Prindiville, socio en la firma de consultoría de contabilidad y negocios Armanino. “No se detenga en las inversiones críticas que lo sostendrán durante una recesión. Pero al tercero, cuarto, quinto o sexto en su lista, es posible que usted desee hacer una pausa”.

Revisar las ofertas de trabajo abiertas

La mayoría de los CIO tienen una gran acumulación de puestos vacantes que están tratando de cubrir. La eliminación de esas vacantes puede o no tener sentido dado lo reducidos que son muchos departamentos de TI en este momento. Sin embargo, reducir los contratistas, al menos por un tiempo, podría valer la pena para la mayoría de los líderes de TI. “Esa puede ser la primera ola de recortes de costos laborales”, dice Pastore. “Incluso, puede ser la única ola”.

Escale las pruebas piloto de manera exitosa

La experimentación y la evaluación son importantes, pero las pruebas piloto siempre son más costosas que la adopción a gran escala. “Acelere esas implementaciones para que pueda salir del purgatorio de pruebas piloto y despeje las cubiertas de las cosas que no ofrecen valor”, sugiere Fitzgerald, director senior de investigación de la práctica de asesoría financiera en The Hackett Group.

Independientemente de las reducciones que los CIO estén considerando, es fundamental ser reflexivos: considere no sólo el beneficio potencial a corto plazo, sino también las posibles consecuencias a largo plazo. “Puedo perder 50 libras hoy si me corto una pierna, pero mañana no correré”, declara Fitzgerald. “Tiene que ser inteligente y selectivo al hacer esto. Ser miope en la reducción de costos será un castigo”.

Stephanie Overby, CIO.com

Advertisement
Advertisement

VIDEOS

Resources

Advertisement

Recientes

Advertisement