CCTV y el futuro de la vida urbana

Autor: Redacción CIO México
Categorías relacionadas:

cctv-smart-city

En la popular novela 1984, Orwell representa la vigilancia total con los “telescopios de dos vías”, algo de lo que nadie puede escapar. Como resultado, hoy, muchos de nosotros pensamos en 1984 y nos estremece la posibilidad de estar siendo observados todo el tiempo. Pero ¿cómo es realmente el CCTV en el mundo urbano de hoy?

Entendiendo el CCTV

CCTV significa circuito cerrado de televisión e indica que las imágenes de las cámaras de CCTV se transmiten a un número limitado de receptores. Al referirse a “cerrado”, CCTV se distingue de la televisión pública, cuyas imágenes son vistas por una gran audiencia.

En los sistemas modernos normalmente se emplean cámaras digitales conectadas a una computadora a través de una red TCP / IP (cámaras IP). Se puede agregar un software especial de videovigilancia para otras funciones, como detección de movimiento, reconocimiento facial y almacenamiento de datos. La mayoría de las cámaras de vigilancia están equipadas con un sensor CMOS o CCD, que depende de la luz para generar imágenes.

El uso de CCTV

CCTV no es un tema nuevo, pero las tecnologías detrás de él, como el reconocimiento facial, patrones de movimiento, monitoreo ambiental y planificación de ciudades inteligentes, sí lo son.

El primer sistema de vigilancia por televisión fue instalado por Siemens en 1942 para monitorear lanzamiento de los cohetes A4. Los sistemas de vigilancia profesional se usan en las grandes ciudades desde 1970, y desde el nuevo milenio, su uso y aplicación se ha expandido.

En la tecnología espacial, por ejemplo, la vigilancia televisiva de los lanzamientos de cohetes ayuda a evitar y aclarar posibles fallas. Incluso el interior de los reactores nucleares se puede monitorear con la ayuda de sistemas de monitoreo de televisión.

El área de vigilancia pública es el caso más común de CCTV. Si vive en una ciudad moderna, cada vez que sale de su casa, es posible ingresar a una red de vigilancia digital y formar parte de algo que se almacena y analiza de manera centralizada. Por lo tanto, usted se vuelve público.

Hoy en día la policía usa cámaras de vigilancia móviles para monitorear e identificar a los participantes en las manifestaciones. Muchas empresas estatales y privadas usan CCTV para monitorear sus instalaciones.

Entendiendo la vida urbana en el Siglo XXI

Claramente el CCTV, como casi cualquier tecnología, puede usarse en contra de su propósito original. Sin embargo, es importante saber que el CCTV no ha sido diseñado para romper las barreras de nuestra privacidad, como nuestra casa, el lugar de trabajo o el consultorio médico. Más bien, pretende apoyar la vida urbana en el siglo XXI. Esto resulta claro en China, donde el tráfico y los problemas ambientales son tan graves, que los proyectos de monitoreo ambiental son indispensables.

Así, debemos darnos el tiempo para familiarizarnos con los dispositivos que existen en nuestros hogares. Sabemos que cada cámara en una laptop, cada teléfono inteligente, cada dispositivo IoT (como Amazon Echo Dot) es una puerta de entrada potencial para terceros. Para evitar un futuro centrado en la vigilancia, necesitamos una solución de monitoreo como PRTG Network Monitor, que posea todas las funciones necesarias para supervisar la infraestructura. Solo debemos tomar la seguridad en serio e invertir en la seguridad de IoT para resolver estos problemas.

Para obtener más información sobre lo que PRTG Network Monitor puede hacer por usted, ingrese aquí.

Deja un comentario