Connect with us

Estrategia CIO

Cinco consejos sobre Agile y DevOps en ambientes de trabajo híbridos

Redacción CIO México

Published

on

Muchas organizaciones han cambiado a metodologías ágiles de planificación y entrega para mejorar la consistencia, la fiabilidad y la satisfacción del cliente en la construcción y mejora de las aplicaciones. Adoptan culturas, principios y automatizaciones de DevOps para mejorar las frecuencias de despliegue, el tiempo de espera para los cambios, el tiempo medio para resolver incidentes y otros indicadores clave de rendimiento (KPI).

Es posible que muchos responsables de TI se pregunten cómo pueden su equipo y su departamento compararse con otras organizaciones de mentalidad similar en la adopción de metodologías ágiles y DevOps. ¿Está adoptando las mejores prácticas, enfrentándose a problemas similares y apuntando a resultados alcanzables?

Dos informes publicados recientemente tienen algunas respuestas. El 15º informe sobre el estado de Agile elaborado por Digital.ai y el Informe sobre el estado de las operaciones de desarrollo de Puppet en 2021 ofrecen puntos de referencia sobre la madurez general de estas prácticas. Ambos estudios incluyen muchos detalles y comentarios de los analistas. He aquí cinco puntos clave de estos dos informes.

Agile y DevOps evolucionarán para soportar más trabajo híbrido

Las prácticas ágiles siguen avanzando desde el Manifiesto Ágil al mismo tiempo que las plataformas y capacidades de DevOps están facilitando la automatización y operatividad de la nube a más equipos tecnológicos. El cambio al teletrabajo en 2020 y el interés actual por los modelos de trabajo híbrido crearán nuevas oportunidades y desafíos para las organizaciones.

En el informe de Agile, sólo el 16% de los encuestados afirmaron que trabajaban totalmente en remoto antes de la pandemia. Cuando las restricciones de la pandemia desaparezcan, el 56% está a favor de un enfoque híbrido, y otro 25% seguirá siendo totalmente remoto. Solo el 3% tiene previsto volver a la oficina a tiempo completo.

La innovación y la colaboración suelen ser más fáciles con equipos ubicados en el mismo lugar, por lo que muchos líderes buscarán cambios prácticos y herramientas que apoyen formas de trabajo híbridas. 

El trabajo híbrido requerirá cambios en la forma en que los equipos ágiles organizan las reuniones diarias, automatizan más flujos de trabajo entre las herramientas ágiles y de desarrollo y formalizan las prácticas de comunicación y colaboración.

Alcanzar la madurez en Agile o en DevOps no es fácil

El informe sobre DevOps apunta que el 10% de las organizaciones tenían prácticas altamente evolucionadas en 2010. En el informe de 2021, esa cifra aumentó a solo el 18% de los encuestados. Pero estas organizaciones pueden desplegar bajo demanda, necesitan menos de una hora de tiempo de espera para los cambios, tienen menos de una hora de tiempo medio para la recuperación de incidentes y tienen tasas de fracaso de cambio por debajo del 5%.

Sin duda es un listón muy alto para la mayoría de las organizaciones, pero el 78% de las organizaciones de madurez media siguen demostrando mejoras significativas en estos KPI.

En el informe de Agile, el 80% de los encuestados realiza las prácticas ágiles básicas, como los standups, las retrospectivas, la planificación del sprint y las revisiones del mismo. Pero más de un tercio de los encuestados no utiliza prácticas de estimación, ni asigna propietarios de productos dedicados, ni planifica lanzamientos, ni traza mapas de productos, ni instrumenta la planificación ágil de la cartera. Los encuestados identificaron más de 20 plataformas ágiles, 10 marcos diferentes para escalar la agilidad y más de 20 herramientas diferentes de planificación y entrega que se utilizan actualmente.

Esto demuestra que no hay una respuesta clara sobre a qué franja de madurez hay que apuntar, qué prácticas adoptar o los tipos de herramientas que hay que estandarizar. Los objetivos empresariales, el ADN cultural y los objetivos de liderazgo de cada empresa llevarán a estas a diferentes estrategias tecnológicas y a diferentes vías de madurez de las prácticas.

La mejora de los KPI de DevOps requiere la adopción de estándares

Uno de los 12 principios del Manifiesto Ágil es: “Las mejores arquitecturas, requisitos y diseños surgen de equipos autoorganizados”. Estoy de acuerdo con esta afirmación, pero también creo que las empresas, los departamentos y los equipos deben adoptar estándares tecnológicos, seleccionar plataformas comunes y establecer centros de excelencia de prácticas.

Es posible que los directores de tecnología y los arquitectos prefieran tener total libertad a la hora de seleccionar las herramientas, pero la investigación sugiere que los equipos de DevOps maduros son más propensos a crear estándares. En el informe sobre DevOps, más del 87% de las organizaciones de alta madurez y el 65% de las de madurez media comparten herramientas, lenguajes y metodologías de DevOps comunes. Buscan tener roles, planes y objetivos claros para su trabajo (89% para las de alta madurez y 72% para las de madurez media) y se aseguran de que las personas de su equipo tengan una clara comprensión de las responsabilidades (91% para las de alta madurez y 78% para las de madurez media).

El informe de DevOps realiza recomendaciones sobre cómo los equipos se organizan en torno a las características, las soluciones y los objetivos de entrega de la infraestructura, mientras que el informe de Agile ilustra qué prácticas y herramientas ágiles tienen mayor adopción. Los líderes deberían animar a los equipos ágiles y a los profesionales de DevOps a debatir los estándares y aprovechar las plataformas antes de buscar nuevas herramientas, innovaciones y actualizaciones.

Alinearse con los KPI objetivo beneficia a la empresa

¿Qué velocidad es suficiente? ¿Qué nivel de automatización es necesario para reducir los errores y minimizar los pasos manuales? ¿Están los KPI operativos previstos alineados con los objetivos empresariales y la satisfacción del cliente o del usuario final?

En el informe sobre agilidad, las tres principales medidas de éxito de las transformaciones ágiles, con más del 50% de respuestas, son: la satisfacción del cliente, el valor del negocio y los objetivos empresariales alcanzados. Además, el 56% de los encuestados ha implementado o está planeando implementar la gestión del flujo de valor.

Hay dos conclusiones aquí. La primera es que, ya sea ágil, DevOps o ambos, los equipos deben centrarse en los resultados empresariales y la satisfacción del cliente como objetivos principales. La segunda es que la selección y la mejora de los KPI operativos requiere una inversión, por lo que los líderes deben ser selectivos en cuanto a las métricas en las que se centran y los objetivos a los que se dirigen. Por ejemplo, los equipos con un elevado número de fallos en los cambios podrían centrarse en este KPI y dar prioridad a las prácticas de pruebas continuas. Por otro lado, los equipos que construyen aplicaciones orientadas al cliente en un mercado competitivo pueden optar por aumentar la frecuencia de despliegue para obtener nuevas características más rápidamente.

Romper las barreras culturales requiere un fuerte liderazgo

Ambos informes señalan la necesidad de un liderazgo activo y un cambio de cultura como elementos críticos para el éxito de los programas ágiles y de desarrollo. En el informe sobre Agile, más del 40% de los encuestados identificaron los choques culturales, la falta de participación del liderazgo y el apoyo inadecuado de la dirección como retos de esta metodología. En el estudio sobre DevOps, más del 44% de los líderes de las organizaciones de DevOps más evolucionadas promueven activamente los cambios de cultura, las prácticas de DevOps y los beneficios empresariales.

Los encuestados reconocen que la única manera de conseguir la aceptación de la colaboración con las partes interesadas del negocio en los procesos de extremo a extremo, la inversión para implementar las plataformas y el tiempo para formar y adoptar las prácticas es cuando los responsables tecnológicos impulsan los cambios transformadores con sus colegas del negocio. Al fin y al cabo, DevOps no es todo automatización y optimización de la nube y las metodologías ágiles no tienen como único objetivo la productividad, la calidad y las entregas a tiempo. Cuando las metodologías ágiles y DevOps apuntan a los beneficios del negocio y al impacto en el cliente, todos ganan.

-IDG.es

Advertisement
 

VIDEOS

Resources

Advertisement

Recientes

Advertisement