Connect with us

Estrategia CIO

CIO Profile: Un CIO con visión de responsabilidad social

José Luis Becerra

Published

on

En Tecnologías de la Información y en la labor diaria del CIO es frecuente escuchar acerca de la optimización de gastos, ROI, rentabilidad, alineación con el negocio, competitividad, etcétera –todos estos términos relacionados con el lograr que las empresas obtenga la mayor utilidad viable–. Sin embargo, también es posible asociar esta titánica labor, aunque no sea muy común, con una visión de responsabilidad social, como es el caso de Martín Guevara Hernández, actual director de Desarrollo de Negocios, en Consorcio ARA.

Martín Guevara Hernández tuvo su primer acercamiento con las computadoras cuando cursaba la secundaria, con una Commodore 64, época en la que se programaba en BASIC. Durante su educación media superior creció su interés y atracción por las tecnologías, entonces, pensaba estudiar Ingeniería en Sistemas Computacionales; sin embargo, su desarrollo profesional se centraría en la consultoría de negocios, pasando por políticas públicas y desarrollo social.

“Antes de entrar a la universidad me inscribí a un simposio sobre Ingeniería Industrial, y uno de los conferencistas era Guillermo Güémes, quien hasta hace poco era vicepresidente del Banco de México. Yo no sabía qué era la Ingeniería Industrial, pero fue la parte de Sistemas la que me interesó. Guillermo Güémez dijo que era consultor de negocios y financiero –en esa época, él trabajaba en la propuesta del Tratado de Libre Comercio de América del Norte–, además, habló de temas como  procesos, tecnología, recursos humanos, aspectos financieros, indicadores, entre otros”, señaló Martín Guevara.

“Me dejó cautivado porque no sólo era acerca de las computadoras. Así fue que decidí estudiar Ingeniería Industrial y de Sistemas en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), porque siendo consultor vería varias empresas y muchas experiencias; no estaría en labores rutinarias”, agregó.

Guevara Hernández explicó que en el transcurso de su educación universitaria trabajó como capturista, montacarguista y en una empresa donde aprendió sobre maquinas industriales. Y fue en los últimos semestres de la carrera cuando se le presentó la oportunidad de trabajar como consultor, objetivo que tuvo claro desde el principio.

Consultor de negocios

“Cuando ya tuve tiempo de trabajar como consultor me integré a Softtek, donde había muchos ex alumnos del ITESM. Mi primer proyecto de consultoría fue para Bancomer”, señaló.

En Softtek, Martín Guevara aprendió “todo lo que no se debe hacer en consultoría”, así como la importancia de contar con una metodología bien estructurada para evitar que los proyectos fracasen. También, reconoció que para crecer y alcanzar el éxito profesional deben conjuntarse varios aspectos: talento; tener la capacidad de ampliar las funciones para las que uno es contratado, es decir, imprimir valores agregados al trabajo; ser apasionado de lo que se hace y aprender a manejarse social y políticamente bien.

Después, fue contratado en las oficinas de Puebla de PricewaterhouseCoopers (PwC), donde le asignaron un proyecto de auditoría de sistemas en Volkswagen (VW). De esta relación laboral, más tarde, surge su contratación directa por parte de la automotriz alemana donde se encargó de realizar mejoras en la cadena de suministro y distintos procesos logísticos.

Tras su paso por Volkswagen, tuvo acercamiento con Businessware (proveedora de ERP para pequeñas y medianas empresas), ahí emprendió, junto con un amigo que conoció en Softtek, la división de consultoría.

“El dueño de la empresa nos financiaría durante algunos meses, en lo que conseguíamos clientes, pero después deberíamos ser autosustentables. El primer proyecto que vendimos fue a Optivosa, luego comercializamos otro proyecto pequeño a la Bolsa Mexicana de Valores”, recordó.

Sin embargo, por la dificultad que representó la asociación, así como por no tener las mismas ideas y objetivos, decidió terminar su relación laboral con Businessware, y se contrató en KPMG.

“En KPMG estuve centrado en Management Consulting, esto de diferentes sectores de industria, distintos tipos de servicios y procesos de negocio. Fue ahí [KPMG] y en Volkswagen donde aprendí más sobre metodología y adquirí mucha formación técnica acerca de consultoría”, opinó.

Visión social

Pero Martín Guevara tenía un interés más: realizar proyectos sociales. “Creía que la consultoría podía complementarse y mis habilidades apoyar mucho ahí”.

Todos los factores necesarios se conjuntaron,para que, el hasta entonces consultor de KPMG, llevara su experiencia al área de desarrollo social. Fue contratado como oficial de Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Ahí se le asignó un proyecto denominado Informe sobre el desarrollo humano.

“En la PNUD, profesionalmente, es el trabajo en el que he tenido la experiencia de estar más en contacto con la gente, porque hubo proyectos en los que directamente entregué recursos a las personas, les mejoraba la vida; esa labor es satisfactoria, es una sensación que difícilmente se consigue trabajando en el sector privado”, compartió Guevara Hernández.

Su paso por la política

Años más tarde, el ejecutivo dejó la PNUD para estudiar la maestría en Políticas Públicas en el ITESM, que tenía convenio con HARVARD Kennedy School. Su sinodal fue Luis F. Aguilar Villanueva –gurú de las políticas públicas en México–, a quien también tuvo como asesor en uno de los proyectos que llevó en la ONU. Su tesis fue acerca de responsabilidad social.

Después, ingresó en el Banco Mundial para coordinar el Programa Joven Emprendedor Rural y Fondo de Tierras, cuyo objetivo era tecnificar y renovar al campo mexicano, a través del otorgamiento de recursos y capacitación.

“En el Banco Mundial, conocí al sector público en su máxima expresión. Fue un proyecto complejo administrativamente hablando; sin embargo, me es satisfactorio decir que el propio Banco Mundial nos otorgó un premio por haber sido el mejor diseño mundial de un programa”, apuntó el actual CIO de Consorcio ARA.

Posteriormente, intentó un proyecto similar para entregar recursos en Guerrero; la burocracia provocó que fuese un intento fallido. Entonces, Guevara regresó a la consultoría, en Neoris, donde realizó un trabajo sobre logística para Bancomer y, después, encabezó el diagnóstico para hacer un proceso de planeación en Consorcio ARA. Así fue como los directivos de la constructora lo invitaron a encabezar dicha planeación y reestructuración, y ser el titular de la Dirección de Desarrollo de Negocios.

El ser humano

Aunque gran parte de su vida, Martín Guevara la ha dedicado a su desarrollo profesional, también practica triatlones, manifiesta gusto por la oratoria y la poesía –inculcado desde su infancia, por su padre, quien es actor–, pero sobre todo, disfruta ofrecerle tiempo de calidad a su hija.

“Mi hija es lo más importante en mi vida, es mi heroína, ya que aprendo mucho de ella. Una de las mejores experiencias que he tenido con ella fue cuando le enseñé a andar en bicicleta… Aunque, a mi hija sí le dedico tiempo, me falta trabajar en lograr un equilibrio entre lo personal y lo laboral”, afirmó.

– Daniel Vivanco, CIO México

Advertisement
Advertisement

VIDEOS

Resources

Advertisement

Recientes

Advertisement