Connect with us

Almacenamiento

Cómo detectar el Almacenamiento como Servicio genuino: una guía rápida

Redacción CIO México

Published

on

Durante los últimos 12 a 18 meses, los responsables de la toma de decisiones en tecnología se han preocupado –con razón– por cómo economizar sus entornos de TI ante el tumulto externo. Independientemente de si eligieron operar completamente en la nube, local o híbrida, buscaron modelos de TI que pudieran brindar beneficios en la nube: flexibilidad en el consumo, una experiencia de usuario simplificada, menor costo total de propiedad (TCO) y opciones de soporte.

Esto tiene implicaciones significativas para la infraestructura, que es un componente de TI de misión crítica para cualquier empresa que busque competir en una economía digital. Los responsables de la toma de decisiones de TI demandan cada vez más modelos de infraestructura que se parezcan más al nuevo mundo de la nube, no al viejo mundo de compras multianuales, gastos generales operativos y la responsabilidad de entregar SLA a las partes interesadas. Los CIO expertos de hoy quieren alejarse de los problemas heredados, como los gastos iniciales, el bloqueo del proveedor, las previsiones de riesgo y los gastos generales impredecibles.

Un estudio reciente de IDC predice que para 2024, el 43% de las organizaciones esperan que el consumo de modelos ‘as-a-Service o -aaS’ aumente como resultado directo de la crisis económica más reciente. Además, la mitad de la infraestructura de centros de datos del mundo se consumirá en ofertas como servicio. Desafortunadamente, cuando se trata de almacenamiento, no todos los que buscan un verdadero modelo de Almacenamiento como Servicio (STaaS) encontrarán el verdadero negocio.

No todas las STaaS son iguales

Es probable que los equipos de adquisiciones que se establezcan en un objetivo de STaaS se sientan decepcionados con las limitaciones de algunos proveedores. Las mismas presiones que empujan a los clientes hacia nuevos modelos operativos están arrastrando a los proveedores heredados a la comprensión de que necesitan adaptar sus ofertas. Sin embargo, algunos lo están haciendo, inventando ofertas que simplemente pasan por modelos de consumo flexibles durante el proceso de especificación y selección, pero se desmoronan ante las necesidades comerciales modernas en tiempo real. Los bloqueos a largo plazo, las fluctuaciones de costos y las actualizaciones disruptivas de lo antiguo permanecen.

El CIO moderno quiere aplastar legados. Deben estar buscando las señales de “Suscripción a pedido rota” que pasa por STaaS.

Primero, convengamos en que -aaS debería ser algo más que modelos de costos de estilo de suscripción. El relacionar a los interesados ​​en el negocio con historias de las virtudes de OPEX versus CAPEX puede ganar a algunos, pero los CIO ahora necesitan compromisos para cumplir con más requisitos que costos. Al implementar un verdadero STaaS, los líderes de TI buscan socios comerciales, no proveedores.

Los proveedores que visten modelos heredados como respuestas nuevas y brillantes a las demandas emergentes serán reticentes a participar en un SLA diseñado para el cliente. Según sus términos de participación, la “S” se elimina de “-aaS”. Habrá un esfuerzo concertado para evitar incluir sanciones en los contratos en lo que se refiere al rendimiento o al tiempo de inactividad.

La responsabilidad de la gestión de la capacidad puede recaer en el cliente, exigiéndole que sea proactivo en la planificación y solicite aumentos. Al final, es posible que estos cambios no sean posibles según el contrato, porque una capacidad determinada sólo puede modificarse en la fecha de vencimiento y renovación.

Los contratos a veces pueden incluso incluir cláusulas que comprometen al proveedor a una mera fracción de la capacidad requerida. Y en la gestión de activos, los clientes encuentran con frecuencia que deben realizar solicitudes explícitas e incluso asumir el costo de envío e instalación.

Qué bien se ve

El verdadero STaaS ofrece el modelo OPEX, por supuesto, pero va más allá de esto a un enfoque de socio comercial que se concentra en ofrecer valor y flexibilidad. Los proveedores de STaaS construyen sus ofertas en torno a SLA y SLO, y diseñan acuerdos teniendo en cuenta las necesidades de los CIO.

Para ofrecer un servicio real, es necesario que haya datos, observabilidad y telemetría de las cargas de trabajo para administrar los SLO estrictos que se ofrecen a los clientes. Vuelven a poner el “Servicio” en “como-Servicio”.

Para empezar, debido a sus modelos comerciales centrados en el servicio, los verdaderos proveedores de STaaS no deberían tener dudas sobre la inclusión de cláusulas de penalización en los contratos que están vinculados al desempeño y al tiempo de inactividad, habiendo diseñado cuidadosamente sus operaciones para que no sean disruptivas.

La gestión de la capacidad es una estrecha colaboración entre el proveedor y el cliente, donde el almacenamiento adicional se reserva por adelantado para permitir una expansión rápida y bajo demanda; y el contrato permitirá que estos cambios se realicen en cualquier momento, sin sanciones por el “incumplimiento” de cláusulas. Con el acuerdo adecuado, los proveedores también anticiparán los requisitos de los activos, enviarán según sea necesario e instalarán sin costo adicional.

Quizás una de las mayores señas de identidad de los modelos tipo nube no es tanto la capacidad de moverse con los tiempos, sino la capacidad de hacerlo de forma automática. STaaS lleva consigo las actualizaciones de hardware y software a medida que están disponibles en lugar de cuando se solicitan y pagan. Además, estas actualizaciones son 100% no disruptivas a diferencia de los procesos de montacargas heredados de 3 a 5 años, que no solo requieren tiempo de inactividad / mantenimientos planificados, sino que también agregan riesgos innecesarios e indeseables. Es esta característica, más que cualquier otra, la que establece la buena fe de cualquier proveedor que afirme ofrecer STaaS.

Cosechar las recompensas

El verdadero Almacenamiento como Servicio es, sencillamente, el modelo que los clientes demandan en lugar del modelo que algunos proveedores heredados quieren imponerles. Como mínimo, la oferta de STaaS seleccionada debe ofrecer una experiencia en la nube; sin interrupciones comerciales al migrar (o posteriormente); fácil instalación; gestión proactiva; opciones flexibles de entrada, expansión y salida; precios transparentes; flexibilidad de la arquitectura, desde la nube hasta la instalación local o híbrida; capacidades de automatización, especialmente en actualizaciones y mantenimiento; y una experiencia perfecta que no varía si la solución se entrega directamente o a través de un socio.

STaaS tiene el poder de acelerar los esfuerzos de transformación digital de las organizaciones y ayudarlas a hacer más con sus datos. Los CIO pueden alinear mejor la tecnología con los objetivos comerciales y remodelar las unidades operativas para que las personas responsables del almacenamiento puedan dejar atrás la monotonía de la administración mundana y volverse más creativos e innovadores: la rentabilidad sigue; sigue la productividad; sigue la innovación; le sigue el crecimiento empresarial. Y en la economía digital global de hoy, ¿podría haber un caso más sólido que ese para el verdadero STaaS?

Julio César Castrejón, Country Manager para México de Pure Storage.

Advertisement
Advertisement

VIDEOS

Resources

Advertisement

Recientes

Advertisement