Connect with us

Administración de proyectos

Cómo la tecnología permite que las empresas prosperen durante la recesión económica

José Luis Becerra Pozas

Published

on

En el actual entorno social y económico, es difícil negar los efectos adversos que COVID-19 ha tenido en las empresas de todos los tamaños. La sociedad se ha transformado por completo y todos nos hemos dado a la tarea de adaptarnos a una nueva normalidad. Sin embargo, una fuerte caída de la demanda de bienes y servicios, aunada al endurecimiento de las condiciones crediticias, han afectado a las Pymes.

Según lo informado por la OCDE, y con acceso limitado al financiamiento, en tiempos de recesión las Pymes han tomado la ardua decisión de recortar costos para restablecer la rentabilidad, buscar fuentes adicionales de liquidez y posponer planes de inversión y expansión para sobrevivir.

Sin embargo, de acuerdo con Salesforce, este tipo de empresas representan más del 90% de la población empresarial y son un importante generador de empleos. Por lo tanto, es preciso que estas empresas superen todas las recesiones, ya que son indispensables para todas las economías.

Es aquí donde intervienen la tecnología y la digitalización. Establecen nuevos modelos de negocio que aumentan la rentabilidad del segmento Pyme y preparan mejor a estas empresas con las herramientas necesarias para encontrar el equilibrio adecuado entre brindar una experiencia de calidad al cliente, administrar las regulaciones y generar utilidades.

Desde asesoramiento bancario personalizado hasta soluciones de pago en línea, las Pymes y las empresas financieras que las respaldan pueden aprovechar el poder de la tecnología para innovar continuamente en un tiempo récord de comercialización. Algunas de las formas en que la incorporación de tecnología puede ayudar a las Pymes que enfrentan dificultades durante la recesión económica incluyen la digitalización, la hiperconectividad y una mayor recopilación de datos.

Digitalización

Teniendo en cuenta la pandemia, la digitalización no es simplemente una característica, sino una necesidad. Frente a un mundo sin contacto, las interacciones comerciales de las Pymes se vieron obligadas a realizarse en línea y lo digital se convirtió en la opción principal. Las tecnologías digitales brindan a las Pymes la oportunidad de optimizar sus operaciones comerciales, automatizar sus procesos y enfocarse en la generación de utilidades.

La inclusión digital es un elemento indispensable a la hora de considerar las iniciativas de negocios de las Pymes. El acceso omnipresente a los procesos comerciales ayuda a estas empresas a adaptarse al mercado digital y a fortalecer el acceso de los consumidores a la información. Como señala Cisco, la pandemia ha llevado a más del 70% de las pequeñas empresas a acelerar su digitalización. Aprovechar las herramientas digitales puede ayudar a amplificar la producción económica de una empresa y un país.

Por ejemplo, las compras en línea se han incrementado exponencialmente en América Latina. Países como Chile han registrado un aumento del 66% en las ventas en línea, Puerto Rico 59%, Colombia 53%, Perú, Argentina y México 52%. Este cambio en el comportamiento del consumidor llegó para quedarse, y es responsabilidad de todas las empresas empoderar a sus clientes mediante herramientas digitales mejoradas. Éstas permiten unificar la funcionalidad, desde varios sistemas de back-end, para garantizar una experiencia de cliente perfecta y personalizada a través de todos los puntos de contacto. Al hacerlo, las Pymes pueden mejorar la retención de clientes y estimular el aumento de sus ingresos.

La pandemia está impulsando un cambio hacia la financiación digital tanto para personas físicas como para las Pymes, donde la tecnología sirve como base para el desarrollo. La digitalización de todo el modelo de negocio habla del potencial de una empresa para prosperar en tiempos sin precedentes. Actualmente, los bancos y otras instituciones financieras avanzan a pasos agigantados hacia su propia transformación digital y las Pymes deben buscar la institución financiera cuya experiencia de cliente digital les permita optimizar su proceso de transformación. En un futuro cercano, este tipo de empresas podrán gestionar totalmente su ciclo de vida financiero en el ámbito digital y gracias a ello, sus clientes estarán mejor atendidos.

Hiperconectividad

En la era digital, tener presencia en línea ya no basta. También es necesario contar con canales consistentes de comunicación para coordinar acciones en el mundo físico y digital. La hiperconectividad se refiere a toda la conectividad que existe dentro de los entornos digitales y la interacción entre sistemas de información, datos y dispositivos, todos ellos relacionados entre sí a través de Internet. Permite a las empresas procesar datos de manera continua mientras interconectan toda la cadena de valor de un producto. Al mantener la hiperconectividad, las Pymes pueden facilitar la disponibilidad de información desde cualquier dispositivo que se pueda compartir con las instituciones financieras que les brindan servicios, así como a clientes, empleados y proveedores. La hiperconectividad ayuda a optimizar los procesos que son necesarios para la mejora del rendimiento empresarial en general.

Con hiperconectividad, las Pymes pueden utilizar el análisis de datos y la tecnología en la nube para aumentar la capacidad computacional de una organización para la toma de decisiones y la automatización.

La hiperconectividad permite la comunicación de máquina a máquina al aprovechar el análisis de datos para una mayor exploración de algoritmos de datos, inteligencia de mercado y aprendizaje automático.

Las funcionalidades de la computación en la nube otorgan un mayor almacenamiento y procesamiento de información a las empresas, y que ayudan a reducir los gastos operativos a lo largo de la cadena de valor interna de la compañía. La conexión continua estimula la productividad, la capacidad de la empresa para la segmentación del mercado y la diferenciación de productos, así como un mayor alcance regional y global a través de una red de consumidores cada vez mayor.

Mayor recopilación de datos

En general, el volumen de datos es cada vez mayor. Cuando se combina con el aumento en el comportamiento de los consumidores en línea durante la pandemia, se ha demostrado que tiene un valor incalculable.

La tecnología moderna brinda a las organizaciones financieras y a las Pymes el acceso a una fuente inagotable de información sobre el comportamiento del consumidor que surge de los puntos de contacto, tales como sus visitas a un sitio web, el comentario a una publicación, la búsqueda realizada o la compra realizada. La tecnología ayuda a las empresas a organizar su información a través de diferentes aplicaciones de análisis de datos. Sin la recopilación de datos, las Pymes y las empresas financieras por igual no desarrollarían sus métodos para tomar mejores decisiones comerciales e innovadoras.

La recopilación de datos ayuda a las empresas a orientarse al mercado adecuado, aumentar las utilidades y ahorrar dinero.

La utilización de herramientas de inteligencia empresarial y análisis de datos puede aumentar la retención de clientes y ayudar a determinar qué aspectos del negocio se deben automatizar. Existe una infinidad de razones para utilizar herramientas de análisis, tales como proporcionar información sobre el compromiso y el comportamiento del cliente, optimizar la gestión de inventario, identificar oportunidades y tendencias dentro del mercado, aumentar la eficiencia operativa y realizar un seguimiento del desempeño de la empresa.

Vivimos en una sociedad impulsada por datos en la cual cualquier empresa interesada en la eficiencia y la productividad está invirtiendo en formas de transformar los datos que recopilan en conocimientos prácticos. El aumento de los volúmenes de recopilación y análisis de datos ayuda a generar un panorama completo de las condiciones en las que se encuentra el negocio de una Pyme.

Sin tecnología, tanto las empresas como las operaciones financieras que las respaldan, no podrían estar al día con los instrumentos necesarios para mantenerse a flote durante una recesión económica. La tecnología ciertamente influye en la capacidad de una empresa para adaptarse a un clima social en constante cambio.

Ethan Clark, vicepresidente regional para América Latina y el Caribe de Backbase.

Advertisement
Advertisement

VIDEOS

Resources

Advertisement

Recientes

Advertisement