Connect with us

Del día

Cuatro beneficios de la gestión de datos

Redacción CIO México

Published

on

datos

La gestión de datos ya no es una actividad colateral ni algo que pueda insertarse en el uso de datos. Por el contrario, es una disciplina que vive de un intercambio bidireccional continuo, recibiendo lo necesario para gestionar los datos y devolviendo lo necesario para consumirlos de la mejor forma posible, de acuerdo con Denodo.

Esta firma agregó que un sistema de gestión de datos traspasa los límites de una solución de software formada por un conjunto de funcionalidades que operan de forma determinada, cada una de acuerdo con sus propias responsabilidades y se convierte en un sistema complejo, formado tanto por tecnología como por personas. 

Según Denodo, en este escenario holístico, donde cada componente realiza sus tareas, la virtualización de datos juega un papel primordial como un elemento de control, seguridad, simplificación y consumo, de una manera armoniosa:

  • Es un elemento de control, porque todo lo que ocurre a través de él siempre queda registrado.
  • Es un elemento de seguridad, porque lo que pueden hacer sus usuarios es consistente con las políticas que definen roles y autoridad.
  • Se trata de un elemento de simplificación, porque permite a los usuarios acceder a los datos donde quiera que estén y en cualquier formato, asumiendo todos los tecnicismos que ello conlleva. Además proporciona una representación de los datos gestionando y liberando a los usuarios de la necesidad de conocer diferentes modelos de representación.
  • Y finalmente, es un elemento de consumo, no solo porque representa un camino unificado de paso de los datos, desde sus fuentes originales hasta los puntos de consumo, sino sobre todo porque centraliza la representación de los datos, garantizando un análisis sobre los datos que están disponibles, un requisito previo para usar los datos de manera efectiva, ya que permite la creación de nuevas construcciones de información, que las organizaciones necesitan para conceptualizar correctamente los contextos operativos de sus usuarios.

En esta era de empresas basadas en datos, se habla mucho sobre la gestión de datos, pero administrar datos significa tener control sobre ellos. Significa saber qué sucede, qué sucedió y qué podría suceder. Este control, sin embargo, no debe interpretarse de manera reductiva. No podemos pensar en él solo en términos de seguridad o autorización, sino también como la capacidad de garantizar que los datos se utilicen de acuerdo con las reglas y de garantizar que el capital que constituyen se aproveche de la mejor manera posible. 

También debemos pensar en este control como la forma de hacer que los datos sean accesibles y estén disponibles para todos, comprensibles en significado y efectivamente consumidos, para lograr una verdadera democracia de datos que pueda superar las barreras culturales, organizativas o tecnológicas.

Finalmente, Denodo señaló que al ocuparse de estas diferentes dimensiones de la gestión de datos de forma armoniosa e integrada, la virtualización de datos hace posible que interactúen, y esta interacción es la base para una visión más amplia de la gestión de datos.  Ya no es necesario referirse únicamente a las características individuales que dan valor al sistema, sino también a la capacidad de gestionar los datos en todos los sentidos, gestión que se lleva a cabo bajo la superficie, como si el usuario no la percibiera. Esto les permite concentrarse en la forma en que requieren utilizar los datos, sabiendo que todo lo que hagan sucederá de acuerdo con las políticas que sus empresas han implementado.

Advertisement
 

VIDEOS

Resources

Recientes

Advertisement