Connect with us

Cómo hacerlo

Desafíos de los equipos de TI en las escuelas: enseñanza remota en tiempos de coronavirus

Redacción CIO México

Published

on

La pandemia por el COVID-19 dinamizó la comunicación digital en los más variados campos. En el universo educativo, estudiantes y docentes de las más diversas latitudes necesitaron adaptarse a una nueva realidad: el aula digital

Las medidas de distanciamiento físico (distanciamiento social) impactaron también a quienes deben dar soporte técnico para que esa nueva realidad se traduzca en una experiencia educativa de calidad: los equipos de TI de escuelas y universidades.

El trabajo de monitoreo de clases remotas ya presentaba obstáculos antes de la crisis de salud desatada por el COVID-19. Durante el último año, sin embargo, las dificultades se han incrementado exponencialmente con los cierres de escuelas. Cerca de 1600 millones de estudiantes de primaria y secundaria en todo el mundo, según cifras de UNESCO, fueron afectados por esta situación. Esto incrementó la magnitud y diversidad de desafíos que la enseñanza remota implica hoy para los responsables de TI. 

Los desafíos

Analizamos aquí algunos de los retos que enfrentan estos equipos al respaldar el cambio radical en la forma de educar a los más jóvenes.

1. Configuraciones inseguras en los hogares

Los equipos de TI no pueden regular de qué manera los usuarios se conectan a las redes de las escuelas desde el hogar. Es muy probable que las configuraciones iniciales no sean lo suficientemente seguras. 

La falta de control total del administrador de TI sobre la red también se extiende a la seguridad de todas las redes Wi-Fi. Es probable que las redes domésticas tengan protocolos mucho más vulnerables, lo que puede abrir la puerta a piratas informáticos.

2. Cuellos de botella

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es png-transparent-learning-training-education-school-teacher-training-logo-higher-education-teacher-thumbnail.png

En ciertos lugares, como las áreas rurales, donde el acceso a Internet es poco confiable, es muy probable que se produzcan cuellos de botella. Allí, el poco ancho de banda y el aumento de latencia pueden dificultar que los estudiantes participen sin problemas de sus clases online. 

Según un estudio reciente de Common Sense Media, hasta 15 millones de estudiantes estadounidenses cuentan con servicios de banda ancha incapaces de sostener las demandas de la enseñanza remota, donde las instrucciones por video suelen ser preponderantes. De manera similar, unos 400,000 docentes también carecen de conexiones adecuadas. Sin datos disponibles, es de suponer que la situación en Latinoamérica es más grave. 

3. Usuarios remotos y falta de conocimientos en temas de seguridad

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es png-transparent-learning-training-education-school-teacher-training-logo-higher-education-teacher-thumbnail.png

En el intento por adoptar nuevas herramientas y ayudar a los estudiantes a ponerse al día, los administradores de TI e instructores que no han priorizado el aprendizaje remoto en el pasado, pueden terminar usando herramientas que no son seguras y que ponen en riesgo la privacidad de los datos de los usuarios.

4. Conexiones OAuth no autorizadas

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es png-transparent-learning-training-education-school-teacher-training-logo-higher-education-teacher-thumbnail.png

Los usuarios intentarán aprovechar la proliferación de recursos gratuitos de enseñanza remota, como las aplicaciones de aprendizaje. Existen, sin embargo, importantes riesgos de seguridad relacionados con OAuth, un estándar abierto que permite flujos simples de autorización para sitios web o aplicaciones informáticas. Los piratas informáticos pueden explotar las conexiones OAuth para obtener un token de acceso e iniciar sesión en la red del distrito escolar. 

5. Dificultades para crear mapas de red eficaces

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es png-transparent-learning-training-education-school-teacher-training-logo-higher-education-teacher-thumbnail.png

Para monitorear y solucionar problemas de manera efectiva, es necesario visualizar todos los aspectos de una red de acceso remoto, incluidas las conexiones y dispositivos. 

Cuando un distrito escolar cuenta con miles de estudiantes, y éstos acceden a los recursos online de manera simultánea, obtener una fotografía en tiempo real de la red resulta una tarea engorrosa y de resultado relativo. 

6. Falta de acceso físico a los dispositivos del usuario para solucionar problemas

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es png-transparent-learning-training-education-school-teacher-training-logo-higher-education-teacher-thumbnail.png

El crecimiento en el número de usuarios remotos significa que la red aumentará tanto en tamaño como en complejidad. Esto dificulta determinar, en forma remota, las causas de problemas en los dispositivos. Nuevamente, la falta de visibilidad completa de la red puede ser un factor. Determinar si los problemas están relacionados con los sistemas, con las aplicaciones o con un objeto físico en la red puede resultar dificultoso.

El mayor desafío

El escenario educativo está en permanente evolución. Las herramientas y prácticas adecuadas a nivel tecnológico deben dar respuesta inmediata y eficaz a este requerimiento.

Los desafíos que el momento presenta, son una oportunidad para un salto cualitativo que los técnicos de Información y Comunicación no pueden postergar.

______________________

El autor de este artículo, Eduardo Maurizi, es Senior Partner Account Manager de Progress Latinoamérica.

Advertisement
 

VIDEOS

Resources

Recientes

Advertisement