Connect with us

Tendencias

Emisiones de gases de efecto invernadero: el próximo gran problema para los CIO

José Luis Becerra Pozas

Published

on

Google, Salesforce, SAP y otros están facilitando a los CIO la gestión de las emisiones de gases de efecto invernadero, no sólo en la sala de servidores, sino en toda la empresa.

Los CIO tienen un papel importante que desempeñar para ayudar a las empresas a informar y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Un rol que va más allá de cambiar a la computación en la nube de bajo consumo o apagar las PC de la oficina por la noche.

Ese es el mensaje que surge de los eventos recientes para clientes presentados por proveedores de software y servicios de TI, incluidos SAP, Salesforce y Google, que están haciendo de la sostenibilidad una característica importante de su evento de computación en la nube Next 21.

Cada vez más se espera que las empresas (sus clientes y, en algunos casos, el gobierno) informen sobre sus emisiones de gases de efecto invernadero, generalmente siguiendo metodologías de medición estándar como el Protocolo de gases de efecto invernadero.

“Y es que con los crecientes requisitos para los informes ESG [ambientales, sociales y de gobierno], las empresas están buscando formas de mostrar a sus empleados, sus juntas directivas y clientes el progreso que han logrado en relación con los objetivos climáticos”, asevera Jenn Bennett, directora técnica líder en estrategia de datos y tecnología. para la sostenibilidad en la oficina del CTO de Google.

Ampliando el alcance

Las empresas controlan directamente algunas emisiones de gases de efecto invernadero: las denominadas emisiones de Alcance 1 de fuentes propias o controladas, como el combustible que queman para calentar oficinas o para dar energía a los vehículos de la empresa. Las organizaciones han estado rastreando esos datos en sus sistemas ERP durante una década o más.

Las emisiones de Alcance 2, provenientes de la electricidad, el calor y el vapor comprados, son relativamente fáciles de calcular, ya que las empresas de servicios públicos generalmente informan sus emisiones promedio por kilovatio-hora (kWh) producido. Estas emisiones incluso pueden figurar como una línea en la factura de electricidad de su oficina o centro de datos.

El desafío para muchos es ampliar las capacidades de generación de informes para abarcar las emisiones de Alcance 3, que incluyen los bienes y servicios comprados, los productos vendidos, el transporte y distribución, la eliminación de desechos, los desplazamientos de los empleados y los viajes de negocios. 

Pocas empresas han asumido el desafío de informar datos completos de emisiones: para hacerlo, se requieren muchos datos de los proveedores y la capacidad de conectarlos con los bienes y servicios adquiridos. 

La disponibilidad de herramientas de software de informes de sostenibilidad especializados, o módulos en los sistemas ERP, que pueden hacer precisamente eso, hace que los informes completos de emisiones sean una propuesta más realista, por lo que, aunque el “por qué” de los informes aún puede ser impulsado por la junta o un comité de gobierno, el “cómo” y el “cuándo” son muchas preguntas que el CIO debe responder.

Informar las emisiones brutas tiene beneficios netos

Google Cloud Platform está agregando informes de huella de carbono a su consola en la nube , lo que permite a los clientes monitorear sus emisiones brutas de carbono en la nube por proyecto, producto o región, explica Bennett, de Google. También ofrece a los clientes herramientas para ayudar a trasladar cargas de trabajo a regiones con centros de datos con bajas emisiones de carbono, un criterio de ubicación que puede llegar a ser tan importante como el cumplimiento de las leyes de protección de datos.

Al informar sobre las emisiones brutas de carbono en la consola, Google ofrece una transparencia importante y destaca la importancia que pueden tener los datos detallados y en tiempo real para garantizar que los informes de emisiones funcionen.

Google ha sido “carbono neutral” desde 2007, lo que significa que sus centros de datos todavía consumen electricidad que emite carbono, pero que compra compensaciones de carbono para subsanar esas emisiones. Más aún, desde 2017 ha sido “100% renovable”, comprando suficiente energía renovable para igualar su uso anual de electricidad, aunque si el sol no brillaba y el viento no soplaba cuando y donde necesitaba energía, la electricidad real que usaba podría haber sido de las centrales eléctricas de carbón, por lo que todavía hay margen de mejora.

Debido a esto, dice Bennett, Google está trabajando para descarbonizar por completo sus operaciones en la nube las 24 horas del día, los 7 días de la semana para 2030, obteniendo energía limpia para cada ubicación y cada hora de operación.

A través de su consola en la nube, Google proporciona a sus clientes los datos que necesitan, y les facilita la importación de los datos a sus propios sistemas de informes.

“Para ayudar a nuestros clientes a contabilizar las emisiones más allá de nuestra nube y en toda su organización, nos asociamos con Salesforce Sustainability Cloud, integrando nuestros datos de emisiones de Google Cloud en su plataforma de contabilidad de carbono”, señala Bennett.

Asimismo, Google difundió otra noticia de sostenibilidad: la apertura de su plataforma de datos satelitales Google Earth Engine a los usuarios de Google Cloud Platform, lo que les permite usar sus herramientas de Inteligencia Artificial y BigQuery para analizar imágenes satelitales junto con otras fuentes de datos como la disponibilidad de agua o las de riesgos climáticos.

Otro software de informes de sostenibilidad

Salesforce.com anunció su juego de sostenibilidad un mes antes, en Dreamforce 2021, argumentando que también estaba usando electricidad “100% renovable” (promediada a lo largo del año) y había alcanzado cero emisiones netas en toda su cadena de valor (incluido el Alcance 3). Esto lo pudo lograr utilizando su propio software Sustainability Cloud, que redujo el tiempo requerido para los informes anuales de seis meses a seis semanas, según la compañía.

En el evento, la compañía californiana dio a conocer su Sustainability Cloud 2.0, agregando nuevas herramientas basadas en Slack para recopilar datos de emisiones de Alcance 3 de los proveedores, nuevas herramientas de pronóstico y planificación de escenarios para administrar los efectos del cambio climático en las empresas, y anunciando planes para construir un intercambio en línea para créditos de carbón.

Por su parte, SAP se está posicionando como un nexo para recopilar y procesar datos de emisiones de gases de efecto invernadero. Al aprovechar herramientas como su red de adquisiciones Ariba, puede facilitar el intercambio de información sobre el costo del carbono, así como el costo en dólares, de bienes y servicios, y los sistemas ERP utilizados por sus clientes ya contienen gran parte de la información sobre lo que están gastando, con quién y cuándo es necesario para calcular las emisiones de gases de efecto invernadero. 

El año pasado, anunció SAP Product Carbon Footprint Analytics para proporcionar información sobre el impacto de productos específicos, y en septiembre de 2021 lanzó SAP Product Footprint Management, que proporciona herramientas de gestión adicionales e integración en los procesos comerciales.

Peter Sayer, CIO.com

Advertisement
Advertisement

VIDEOS

Resources

Advertisement

Recientes

Advertisement