Connect with us

Lo más reciente

Fuga de cerebros TI: los estragos de la invasión de Ucrania por parte de Rusia

Mireya Cortés

Published

on

transformación-digital

La decisión del Kremlin de violar la soberanía de la vecina Ucrania le ha salido caro. Entre los estragos a los que se enfrenta, un éxodo histórico de las mentes más brillantes del país; las claves, a continuación.

La invasión de Ucrania por parte de Rusia ha vuelto a azotar vilmente a la población civil, la principal víctima de una guerra sin escrúpulos ni descansos. La decisión del Kremlin de violar la soberanía de su vecina Ucrania ha traído consigo una sombra tumultuosa extendida a lo largo y ancho del continente, pues el conflicto armado ha desembocado en importantes azotes a la economía mundial, estragos en políticas migratorias y un bloqueo global hacia el Gobierno de Vladimir Putin. Se cuentan por decenas las empresas que han optado por romper su relación con el gigante soviético, contribuyendo a una fuga indiscriminada de jóvenes talentos.

Temor ante la huida del talento

Y es que los ucranianos no han sido los únicos que han escapado de su país, pues en Rusia, aunque no sufren continuados ataques armados, miles de trabajadores han optado por pedir asilo en otras naciones. Un hecho que, inevitablemente, ha afectado dramáticamente a las esferas de las artes y el periodismo, aunque el sector más afligido es, sin duda, el tecnológico. Así lo refrendan las cifras publicadas por la Asociación Rusa de Comunicaciones ElectrónicasDurante el pasado mes de abril, entre 50.000 y 70.000 trabajadores tecnológicos huyeron de su nación en busca de un mejor porvenir. Sin embargo, aunque los números sorprenden, no son nada con lo que está por llegar: “se estima que durante el mes de mayo 100.000 personas más se vayan”. Unos datos que radiografían a la perfección la calamidad causada por la decisión de Putin. En total, el “10% de la fuerza total del sector emigrará”.

Por otra parte, Ok Russians, un nuevo grupo sin fines de lucro que ayuda a los emigrados, usó una muestra de datos de naciones vecinas y encuestas en las redes sociales para estimar que casi 300.000 rusos en total se habían ido desde que comenzó la guerra. En este sentido afirmaba que “casi la mitad de los que se van provienen de la tecnología”. La partida de jóvenes talentos del sector TI, además de especialistas consolidados en el sector, ha desatado un sinfín de emociones al respecto; y es que muchos temen el aislamiento global de Rusia, el nuevo clima empresarial adverso y el autoritarismo total por parte del Gobierno.

El éxodo más rápido desde la revolución bolchevique

Partiendo del panorama descrito, no es de extrañar que los expertos en migración global y población rusa defiendan que el éxodo actual de Rusia es el más rápido desde la revolución bolchevique de 1917, cuando millones de intelectuales huyeron del país a causa del ascenso de la Unión Soviética. “De alguna manera, esta es la primera vez”, dijo Jeanne Batalova, experta en migración global del Instituto de Política Migratoria. “Estamos hablando de mucha gente en un período muy condensado, cuestión de semanas. En 1917, Rusia estaba en medio de una guerra civil. Pero esto sucede en un momento en que no hay guerra dentro de las fronteras de Rusia”.

Esta fuga indiscriminada de cerebros TI ha obligado a un Ejecutivo desesperado por frenar la marea a tomar cartas en el asunto. Así es como el Gobierno ruso ha dado luz verde a un paquete de incentivos sin precedentes que ofrece a las empresas de TI exenciones fiscales y una regulación reducida. Mientras tanto, a los trabajadores de tecnología se les promete vivienda subsidiada, aumentos salariales y ningún impuesto sobre la renta durante los próximos tres años. En particular, el decreto firmado por Putin también otorga a los trabajadores de TI una exención del servicio militar obligatorio, algo que muchos jóvenes rusos han tratado de evitar al huir del país.

-IDG

Advertisement
Advertisement

VIDEOS

Resources

Advertisement

Recientes

Advertisement