Connect with us

Aplicaciones

Internet de Todo, “con la mesa puesta” en el sector público

José Luis Becerra

Published

on

El Internet de Todo (Internet of Everything o IoE) tiene una oportunidad de crecimiento sin precedentes para la próxima década. Tan sólo en México, se estima que la aplicación del IoE podría contribuir para que el sector público alcance un valor de mercado de 34.4 mil millones de dólares para el 2022.

Con Internet de Todo “existen muchas oportunidades para ‘iluminar’ o hacer visibles activos del gobierno que actualmente no vemos, como flujos de tráfico, disponibilidad en estacionamientos, el control de medicinas que se hayan prescrito, el manejo de desechos, juicios, prisiones, mantenimiento de edificios públicos, pacientes, etc., que podemos subir a la Red, para hacer un mejor uso de ellos y buscar nuevos procesos de negocio”, explicó Max Tremp, director de Ingeniería de Cisco México.

Al detallar en nuestro país el estudio Internet de Todo en el Sector Público, presentado por Cisco en el evento Consumer Electronics Show (CES) realizado en Las Vegas en enero pasado, Tremp explicó que, a nivel mundial, el Internet de Todo podría generar 4.6 millones de millones de dólares en valor para los organismos y dependencias gubernamentales entre 2013 y 2022, que es el periodo que comprende el informe.

De esa cifra, 70% provendría de soluciones específicas para el sector salud, de educación o defensa, entre otras, y el 30% restante correspondería a soluciones transversales que puedan ser utilizadas en cualquiera de las dependencias gubernamentales involucradas, como evitar el desplazamiento de los empleados a sus oficinas o el ahorro de energía en los edificios públicos.

“Calculamos que el Internet de Todo puede contribuir en una tercera parte de la productividad de los empleados de gobierno en los próximos diez años”, señaló Tremp.

Más aún, en la investigación se identifican ganancias potenciales de 14.4 millones de millones de dólares para las empresas privadas que utilicen IoE en los próximos 10 años. De esta manera, si se combina el valor potencial de 4.6 millones de millones de dólares en el sector público a nivel global, Internet de Todo ofrecería una oportunidad de 19 millones de millones de dólares para las empresas y los gobiernos en ese periodo (ver la Gráfica 1).

¿En dónde se generaría tal valor?

Cisco vislumbra cuatro principales rubros que conformarán los 4.6 millones de millones de dólares de valor estimado para el sector público gracias a la contribución de IoE.

Estos rubros son: Ingresos adicionales para el gobierno (como los que obtendrían de estacionamientos inteligentes, por los cuales se alcanzaría un valor de 125 mil millones de dólares); la experiencia del ciudadano (“es decir, la manera como se pueden encontrar en forma más sencilla y eficiente los servicios que ofrecen los gobiernos”, lo cual aportaría unos 412 mmd); la reducción de costos operativos (unos 740 mmd); y una mayor productividad de los empleados gubernamentales (con 1,849 mmd), que es donde se produciría el mayor impacto.

De hecho, 66% del valor total estimado por la compañía provendrá de un incremento de la productividad de los empleados de gobierno, ya sea mediante conexiones que se realicen de persona a persona (P2P), persona a máquina (P2M) o máquina a persona (M2P); sólo el 33% restante derivaría precisamente de las interacciones máquina a máquina (M2M).

Y es que el concepto “Internet de Todo” abarca mucho más que el “Internet de las Cosas”, ya que involucra también comunicaciones entre personas, procesos y datos, no sólo cosas o máquinas, explicó Tremp.

Expectativas para México

En el caso de México, la implementación del Internet de Todo para el sector público podría generar un estimado en valor de 34.3 mil millones de dólares.

Esta cantidad, según Cisco, estaría dividida en los rubros Ciudadanos y Ciudades. Para el primero, (que supondría unos 5.2 mil millones de dólares), se lograría mediante soluciones para trabajo remoto, pagos por banca móvil, control de enfermedades crónicas, control de medicamentos, así como la medición y manejo de emisión de gases de carbono, entre otras; para el rubro de Ciudades (donde se alcanzarían 29.1 mil millones de dólares), las soluciones más utilizadas se enfocarían a la colaboración móvil entre empleados de gobierno, el evitar desplazamientos a otras sedes, el uso inteligente de la red eléctrica (smart transmission grid) y el manejo de la seguridad en TI, por citar algunas.

Cabe resaltar que en el estudio, México ocupa el sitio número 11 entre los países que más valor podrían obtener del Internet de las Cosas. Le anteceden Estados Unidos, China, Francia, Alemania, Inglaterra, India, Japón, Canadá, Brasil y Rusia.

En nuestro país, Tremp comentó que Cisco ha trabajado en la aplicación de IoE con el sistema de prisiones, así como en proyectos de videovigilancia como el de Ciudad Segura en el Distrito Federal. También se ha incursionado en aplicaciones de smart grid, y en estacionamientos inteligentes para algunos municipios del estado de Jalisco; en la Ciudad Creativa Digital en Guadalajara y con ProMéxico “para su visión de Internet de Todo”.

Recurso humano calificado, el mayor reto

Según cifras compartidas por el directivo de Cisco México, actualmente hay 20.5 millones de personas dedicadas a las TIC en el mundo (administradores de bases de datos, programadores de software, programadores de sistemas, ingenieros eléctricos, arquitectos de red, analistas de datos, especialistas en ciberseguridad, etc.), y se pronostica que esta cifra se incrementará anualmente en 2% (443,000 empleos entre ingenieros y técnicos) hasta alcanzar 24.5 millones para 2022.

Asimismo, se prevé que la adopción del Internet de Todo durante la próxima década producirá una demanda adicional de 2 millones de puestos de TIC para ese año. Esta brecha puede “impulsar a nuestros jóvenes, hombres y mujeres, para que vean que hay una oportunidad aquí y provoquen un impacto positivo para el país”, aseveró Tremp.

Dijo que el estudio de Cisco es un estimado a nivel mundial para el que se tomó en cuenta el PIB de los países con la cantidad de empleados de gobierno, y se consideraron los resultados de casos piloto efectuados en diversas ciudades para extrapolarlos a los demás países.

Para ello, se seleccionaron y analizaron 40 casos de uso para los cuales ya existe tecnología en el mercado; son relevantes en siete verticales de gobierno (Educación, Cultura y entretenimiento, Transporte, Seguridad y justicia, Energía y medio ambiente, Salud, Defensa); o son fáciles de implementar en el mediano y corto plazo. De estos 40 casos de uso, 23 representan el 95% del valor total, ya que podrían aportar entre 10 mil millones de dólares y 50 mmd (bajo impacto), entre 50 mmd a 200 mmd (impacto medio), y más de 200 mil millones de dólares (impacto alto) (Ver la Gráfica 2).

Puso como ejemplo el caso de Londres, una ciudad que invierte en alumbrado público inteligente, lo cual le permite reducir sus costos operativos, ya que puede encender o apagar las luminarias en el momento correcto. Además, cuando se invierte en este tipo de infraestructura, dijo, es posible ofrecer otro tipo de servicios como redes inalámbricas para los ciudadanos, las cuales pueden ser subsidiadas por empresas privadas si se colocan espacios publicitarios en las instalaciones.

Al contar con mayor iluminación, “se han logrado incrementar las ventas en corredores comerciales”, e incluso “el crimen ha disminuido 15% en zonas que utilizan este tipo de soluciones”.

Aunque esto tendría que adaptarse a la realidad de cada ciudad o país, el ejemplo londinense muestra una idea de los alcances que puede aportar la aplicación del IoE, aseveró Tremp.

Beneficios para distintos niveles de gobierno

Pero más allá de las ciudades, los beneficios que promete el concepto IoE se extienden a casi todos los niveles de gobierno (federal, estatal y municipal), e incluso a acuerdos intergubernamentales entre países.

Por ejemplo, las dependencias estatales a nivel mundial tendrían el potencial de lograr 682 mil millones de dólares en valor al aplicar soluciones de Internet de Todo en los procesos de mantenimiento de instalaciones, transporte de reos, atención de enfermedades crónicas y la extinción de incendios forestales.

Asimismo, las dependencias federales en el mundo tendrían la posibilidad de captar 472 mil millones de dólares mediante soluciones IoE para mejorar la respuesta ante desastres naturales, la administración de flotillas, la ciberseguridad y muchas otras áreas.

Por su parte, las fuerzas de defensa globales podrían mejorar la efectividad de las misiones militares mediante la conexión e información segura compartida entre bases militares, tropas y vehículos. Según Cisco, este tipo de conexiones globales podrían generar 1.5 millones de millones de dólares en valor y optimizar la seguridad de los elementos armados.

Así, con 350 millones de empleados de gobierno en todo el mundo, las aplicaciones IoE tienen la “mesa puesta” para mejorar la productividad de las administraciones públicas y generar un valor significativo. “Los gobiernos tienen la oportunidad de identificar las oportunidades que les podría aportar este innovador concepto”, concluyó Tremp.

Barcelona, ejemplo de las aplicaciones IoE

La ciudad de Barcelona, España, ya utiliza las soluciones de Internet de Todo (IoE) para ofrecer nuevos servicios y experiencias a los habitantes.

Al ser una de las primeras en desarrollar los Servicios Virtuales del Ciudadano (Virtual Citizen Services) en Europa, Barcelona emplea tecnologías de video y colaboración que permiten a los ciudadanos interactuar de manera virtual con el gobierno local sin tener que desplazarse a las oficinas municipales.

Cómo una de las Comunidades Inteligentes + Conectadas del mundo, –según la clasificación hecha por Cisco– la capital de Cataluña ha implementado soluciones IoE para el suministro de agua, la administración de estacionamientos inteligentes, el control de residuos y la conexión de autobuses urbanos, lo cual aporta ahorros y mejora la calidad de servicio a los ciudadanos.

Lo anterior forma parte de la iniciativa ‘Barcelona 2020’ emprendida por su Ayuntamiento, la cual pretende transformar esta ciudad en un referente global de desarrollo urbano sostenible y en un motor económico del Sur de Europa para el año 2020.

-José Luis Becerra, CIO México/Computerworld México

Advertisement
Advertisement

VIDEOS

Resources

Advertisement

Recientes

Advertisement