Connect with us

Mejores prácticas

La industria informática ucraniana sigue abierta a los negocios

Mireya Cortés

Published

on

La principal asociación del sector de las tecnologías de la información de Ucrania insiste en que el país sigue abierto a los negocios y es capaz de realizar proyectos tecnológicos para clientes extranjeros, incluso en medio de la guerra con Rusia y la actual crisis de los refugiados.

La asociación IT Ukraine representa a un centenar de empresas líderes con 75.000 miembros profesionales de la informática en el país, que se ha convertido en un paraíso cercano para las empresas occidentales que buscan personal cualificado, especialmente relacionado con el desarrollo de software y la ingeniería.

La Oficina de Asuntos Exteriores de Ucrania afirma que más de 100 de las 500 empresas de la lista Fortune subcontratan en el país, y que el volumen de las exportaciones de TI aumentará un 36% hasta alcanzar los 6.800 millones de dólares en 2021, frente a los 5.000 millones de dólares de 2020 y los 4.200 millones de dólares de 2019, según la Asociación de TI de Ucrania. Estudios separados han encontrado que la industria tecnológica creció del 0,06% del PIB en 2013 al 3,3% en 2018, con profesionales de TI con talento que surgen a través de las universidades y los planes gubernamentales, como el Fondo Creativo de TI.

A pesar de estos avances, el director ejecutivo de la Asociación IT Ucrania, Konstantin Vasyuk, habló on line con los periodistas en una casa poco iluminada y desde un lugar no revelado, con sirenas de ataque aéreo audibles en el fondo.

Mientras las fuerzas militares rusas avanzan desde el sur y el este del país, y con la ciudad portuaria de Mariúpol bajo un asedio constante, está preocupado por su seguridad, pero aparentemente no tanto como por su conexión de banda ancha. Platicó con Computerworld, publicación hermana de CIO, mientras sus hijos hacían también online sus tareas escolares.

Actuando como conducto para las empresas ucranianas de TIC y sus empleados, Vasyuk aseguró que la organización y sus miembros han permanecido resistentes durante el mes que ya dura la guerra. El sector ucraniano de las TIC donó 24 millones de dólares al ejército y a la ayuda humanitaria en los primeros 10 días del conflicto, y afirmó que la mayoría de las organizaciones pueden seguir cumpliendo con los proyectos de tecnología, incluso cuando los empleados radicados en Ucrania se unieron al ejército o se ofrecieron como voluntarios para reforzar las defensas de ciberseguridad del país.

La investigación de la propia asociación comercial revela que alrededor del 70% de los profesionales de TI siguen trabajando en regiones “seguras” de Ucrania, y que cerca del 16% de la mano de obra de TI, muchos de ellos mujeres, están destinados en el extranjero. Alrededor del 2% de los profesionales de las TI se han alistado en las fuerzas armadas, mientras que el 5% se ha ofrecido como voluntario para ayudar en los esfuerzos de ciberseguridad y el apoyo a la infraestructura nacional crítica. “Quizá suene a tópico, pero es ese tipo de responsabilidad, fiabilidad y determinación lo que nos impulsa ahora a seguir trabajando”, mencionó Vasyuk, en una entrevista organizada por TechlinkUkraine.

Redes y bancos seguros en Ucrania

El acceso a Internet no se ha visto afectado hasta ahora por la invasión rusa, resaltó Vasyuk. Las redes de fibra óptica son “estables”, mientras que las conexiones de los satélites Starlink de Elon Musk están disponibles en los canales de reserva, tras una petición de ayuda en Twitter del ministro de transformación digital del país, Mykhailo Fedorov.

La interrupción que se está produciendo en regiones como Mariúpol, Kharkiv y Kherson ha afectado a la economía local, pero Vasyuk sostuvo que los servicios bancarios y de pago básicos no se han visto relativamente afectados. “Algunas empresas han tenido problemas con el acceso a sus cuentas, pero es un porcentaje muy pequeño”, dijo, y añadió que las sanciones rusas han afectado a algunas empresas más pequeñas en las regiones bajo control militar ruso. (Las regiones de Luhansk y Donetsk, en el Donbás, están bajo control ruso separatista desde 2014, por lo que no están incluidas en su evaluación).

La historia de desafío del director general de Rozdoum

Desde el inicio de la guerra el 24 de febrero, las empresas tecnológicas han buscado salir de Ucrania. EPAM, uno de los mayores exportadores, desarrolladores de software y proveedores de consultoría del país, reaccionó apoyando al personal, deteniendo los servicios a los clientes con sede en Rusia y gastando 100 millones de dólares en ayuda humanitaria. La empresa también ha implantado cuadros de mando de BI para controlar la seguridad de los empleados, ha alquilado autobuses, ha desarrollado una aplicación de transporte compartido para ayudar a la gente a cruzar las fronteras, y ha ayudado a los desplazados por la guerra a encontrar alojamiento.

Andrey Dekhtyar es el director general de Rozdoum, un desarrollador de aplicaciones a medida y socio de Atlassian con oficinas en Kharkiv (Ucrania) y Jersey City (Nueva Jersey). Su familia se ha trasladado a Europa y a zonas más seguras de Ucrania, pero él ha vuelto a Kharkiv. Lo ve como su “obligación moral. Es mi país, mi hogar, y contribuyo en la medida de mis posibilidades”, dijo, durante una entrevista de 20 minutos en la que se oían de fondo continuos bombardeos de las fuerzas rusas.

También ha estado ocupado, desde influir en socios como Atlassian y Dell para que dejen de operar en Rusia, hasta comprar coches de segunda mano de su propio bolsillo y regalarlos a los militares. El trabajo diario continúa, sin interrupción del servicio, y ha animado activamente al personal a ofrecerse como voluntarios en la “ciberlínea” cuando tienen tiempo.

La planificación de la continuidad de la actividad se ha llevado a cabo en gran medida desde el inicio del conflicto ruso en 2014, y se ha acelerado durante la COVID-19, con el traslado de los compañeros de los puestos de trabajo a los ordenadores portátiles y dispositivos móviles, y con el cierre temporal de las oficinas. “Seguimos teniendo el 100% de nuestros clientes. Ninguno de ellos ha rescindido su contrato”, dijo, y añadió que algunos posibles clientes incluso pagaron por adelantado, para apoyar las finanzas de la organización.

Cómo pueden ayudar a Ucrania las organizaciones y líderes mundiales

Vasyuk hizo hincapié en que el sector de las tecnologías de la información del país sigue estando en buena forma. La investigación del grupo muestra que el 85% de los profesionales de las TI siguen trabajando, y que sólo un 5% de los proyectos locales de TIC se han cancelado o pospuesto. La mayoría de los clientes, dijo, entienden la situación y han conseguido mitigar los riesgos mediante planes de continuidad de negocio, hasta el punto de que “no hay grandes cambios que los clientes puedan sentir o ver”.

Vasyuk mencionó que la mayoría de las empresas tecnológicas ucranianas cuentan con un panorama diversificado de socios dentro y fuera del país en los que pueden confiar en caso de nuevas interrupciones.

Animó a los clientes nuevos y a los ya existentes a seguir trabajando con las empresas tecnológicas ucranianas, no sólo porque pueden seguir cumpliendo con eficacia y de forma asequible, sino porque la inversión apuntalará la economía y alimentará la ayuda humanitaria.

Es un tema que tocó la fibra sensible cuando Computerworld habló con Dekhtyar. “Cuanto más dinero podamos obtener, más servicios podremos prestar. … Eso ayudará a nuestra economía a sobrevivir. Parece que la guerra se está conviertiendo de guerra corta a guerra larga … así que cada vez va a ser más una guerra de economía”.

Dekhtyar también dijo que el sector industrial ucraniano se ha “perdido o dañado” debido a los bombardeos en el este del país, por lo que esto hace que se preste más atención a una industria de las TIC “que puede funcionar y está funcionando“.

Vasyuk, por su parte, percibe una oportunidad para que las empresas tecnológicas locales recojan trabajo tras las sanciones rusas y la supuesta fuga de cerebros rusos que abandonan el país. “Esto da una oportunidad a las empresas ucranianas de tener contratos adicionales de aquellas empresas que cerraron relaciones con los proveedores de TI rusos”, destacó, sugiriendo que las empresas con sede en Estados Unidos están buscando recomendaciones para los proveedores de servicios en la región.

Dekhtyar afirmó que los líderes mundiales y europeos de las tecnologías de la información pueden ayudar presionando a los políticos locales para que dejen de hacer negocios en Rusia y reubiquen al personal, pero quiere subrayar que ese apoyo tendrá un impacto limitado si los impuestos de los empleados no vuelven a la economía local ucraniana.

En última instancia, ambos líderes tecnológicos se muestran firmes en que el país prevalecerá, impulsado por su robusta y resistente industria informática. “Queremos que los extranjeros sepan que, aunque Ucrania esté atravesando tiempos difíciles, eso no significa que los ucranianos se rindan y vayan a quedarse de brazos cruzados”, señaló Vasyuk.

La Asociación IT Ukraine está buscando colaborar con socios en una plataforma de empleo para ucranianos desplazados y se puede contactar con ella a través de su página de LinkedIn. También se puede contactar con Rozdoum en su página web.

-IDG.es

Advertisement
Advertisement

VIDEOS

Resources

Advertisement

Recientes

Advertisement