Connect with us

Reportes e investigaciones

La inversión en TI apoyará las soluciones ‘edge computing’ los próximos dos años

Mireya Cortés

Published

on

La computación distribuida en el extremo o edge seguirá recibiendo un fuerte apoyo de inversión, y desde la mayoría de las organizaciones se incrementará en un 37% en los próximos dos años.

El camino al edge está en marcha para muchas organizaciones, ya que buscan conectarse con los clientes de nuevas maneras, mejorar la eficiencia operativa y adoptar tecnologías digitales para apoyar la innovación. Según ha revelado la encuesta EdgeView 2022, realizada por International Data Corporation (IDC), tres cuartas partes de las organizaciones planean aumentar su gasto en el edge durante los próximos dos años, con un incremento medio del 37%.

Este gasto en el modelo de computación distribuida de moda está impulsado por una combinación de factores. Los requisitos de rendimiento de las cargas de trabajo en expansión y los nuevos casos de uso que aprovechan la inteligencia artificial (AI) y el aprendizaje automático (ML) exigen una mayor capacidad de computación en el borde. Además, la cantidad de datos que se almacenan en las ubicaciones de edge está creciendo rápidamente, y las organizaciones planean mantener estos datos durante más tiempo.

Como resultado, el número de servidores físicos que se están desplegando en el edge está aumentando. La mayor parte de esta inversión da prioridad a la modernización de la infraestructura existente en las ubicaciones de borde, frente a la construcción de una nueva infraestructura.

La investigación ha revelado también que las empresas que despliegan el borde están muy centradas en la construcción de negocios escalables, con inversiones que pueden contribuir rápidamente a la línea de fondo. Los principales objetivos del despliegue de edge son el aumento de los ingresos, la mejora de los productos y servicios y la reducción de los costos. Pero los despliegues de borde también presentan importantes oportunidades para llenar un nicho de mercado o interrumpir un mercado existente.

Las empresas están señalando que quieren los beneficios de un modelo operativo en la nube, con la libertad de desplegarlo en cualquier lugar“, ha explicado Dave McCarthy, vicepresidente de investigación de Servicios de Infraestructura de Nube y Edge en IDC. Según este experto, “esto crea enormes oportunidades para los proveedores de tecnología, que pueden reducir la complejidad y mantener la coherencia en estos entornos distribuidos”.

Por su parte, Jennifer Cooke, directora de investigación de Edge Strategies, ha puesto en valor el trabajo de los departamentos de TI gracias a este modelo de computación. “Los despliegues de infraestructura edge están haciendo que las TI vuelvan a tener un papel más estratégico e influyente dentro de la organización, e impulsan y apoyan los esfuerzos críticos de digital-first (prioridad digital) dentro de la organización más amplia”.

Aprovechar la infraestructura heredada

La encuesta muestra que las organizaciones clasifican la capacidad de integrar las soluciones de borde con la infraestructura heredada como un criterio de selección clave y lo consideran tan importante como el precio en las decisiones de edge. Sin embargo, las estrategias de gestión del borde no están estrechamente integradas con la nube y el núcleo, lo que sugiere que las empresas pueden necesitar revisar su estrategia de gestión a medida que buscan aprovechar los recursos del núcleo, la nube y el borde como un conjunto cohesivo de recursos flexibles.

Las organizaciones seguirán desplegando y dando soporte a muchas arquitecturas diferentes de computación, almacenamiento y red en el borde. Ser capaces de desplegar en múltiples entornos es también un criterio de selección clave, y subraya el plan continuo de cualquier empresa para ampliar los recursos informáticos en muchos tipos diferentes de entornos, incluidos los centros de datos centrales y en la nube, así como en el campo.

Por necesidad, y por aprovechar los recursos de la nube, el edge seguirá siendo una amplia mezcla de nube, colocación, ubicaciones de campo y centros de datos propiedad de la empresa. En los próximos dos años, se espera que dos tercios de las organizaciones se inclinen más hacia los recursos de la nube pública. Pero en general, todos los tipos de bordes aumentarán.

En cuanto a la propiedad de los equipos, la mayoría indicó que sus empresas prefieren mantener la propiedad de la infraestructura. Esto impulsará una mayor demanda de modelos de consumo flexibles que tengan los beneficios opex (Operational Expenditure) de la nube con una mayor propiedad y control de la infraestructura.

Los resultados de la encuesta EdgeView 2022 muestran la descripción de las principales motivaciones para desplegar la infraestructura y las aplicaciones más cerca de donde se generan y consumen los datos, y la exploración de aspectos como la latencia, el costo, la resistencia, la seguridad y el cumplimiento. Por esa razón, sus revelaciones pueden ser de interés para que las organizaciones tecnológicas, los proveedores de hardware, los desarrolladores de software, los proveedores de servicios y los inversores puedan comprender mejor las intenciones de compra de sus clientes, y así ayudar a diseñar estrategias y soluciones que aborden los casos de uso actuales y emergentes para la tecnología y las cargas de trabajo en el edge

IDG.es

Advertisement
Advertisement

VIDEOS

Resources

Advertisement

Recientes

Advertisement