Para los llamados “Sistemas del Futuro”, la nube es el inicio, no la meta: estudio

Autor: Redacción CIO México
Categorías relacionadas:

whitepaper-veritas-cargas-de-trabajo-nube-escaleras

¿Por qué la tecnología está en todas partes, pero el valor no? El valor es difícil de capturar debido al desafío de innovar con sistemas heredados que no fueron creados para el mundo actual de análisis de datos, sensores, computación móvil, Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas (IoT) y miles de millones de dispositivos conectados a la nube. Tampoco fue diseñado para adaptarse al mundo del mañana.

Al respecto, la empresa Accenture publicó un estudio que revela que el crecimiento en cada tipo de empresa depende de una estrategia de adopción secuencial, algo que la investigación llama “Sistemas del Futuro”, es decir, sistemas empresariales capaces de escalar innovaciones repetidamente y otorgar a las organizaciones la agilidad estratégica que necesitan.

“La nube es una de las tecnologías más importantes para la construcción de Sistemas del Futuro, sin embrago, su adopción es diferente en cada compañía”, explica Fabio Irino, Managing Director de Tecnología en Accenture México. “Las empresas que operan con sistemas heredados se enfrentan al reto de escalar las capacidades del negocio más allá de las capacidades de hardware de la organización”.

Según el estudio, las compañías digitales tampoco están exentas de este escenario, si bien pudieron comenzar su modelo de operación en tecnologías como la nube, algunas empresas nativas digitales no han adaptado sus sistemas al ritmo del cambio tecnológico. En cada tipo de empresa, el crecimiento depende de una estrategia de adopción secuencial para desarrollar sistemas capaces de escalar innovaciones repetidamente y brindar a las organizaciones la agilidad que necesitan para mantenerse por delante de sus competidores.

El estudio tomó como base una encuesta acerca de sistemas empresariales que recopiló datos sobre las estrategias de sistemas de TI de más de 8,300 compañías alrededor del mundo, preguntando sobre adopción de tecnologías clave, penetración de tecnologías adoptadas y cultura organizacional.

La encuesta clasificó a las empresas en estas dimensiones, llamando “líderes” a los que están en el 10 % superior y “rezagados” a los que están en el 25 % inferior. Al rastrear los indicadores de desempeño entre 2015 y 2023 (proyectado), se puede ver una fuerte correlación entre la adopción de tecnología y el valor alcanzado o esperado.

¿Y cómo serán los Sistemas del Futuro?

Como parte de las conclusiones, la investigación resalta dos características primordiales para la construcción de Sistemas del Futuro:

Sin límites: los sistemas sin límites aprovechan las fronteras borrosas para crear nuevos espacios donde las ideas y las asociaciones pueden florecer. Históricamente, los componentes de la pila de TI (base de datos, aplicaciones e infraestructura) se han tratado como entidades independientes. Actualmente, las divisiones rígidas se están desvaneciendo.

Más del 75 % de los encuestados dicen que los sistemas rompen los límites entre datos, infraestructura y aplicaciones, entre humanos y máquinas, e incluso entre organizaciones competidoras. Los sistemas que no tienen límites utilizan la nube, tienen un enfoque uniforme de datos, seguridad y gobernanza, han establecido caminos para explorar asociaciones no convencionales, brindando a las empresas oportunidades infinitas para mejorar su funcionamiento.

Adaptable: los sistemas adaptables aprenden y escalan por sí mismos, eliminando la fricción que obstaculiza el crecimiento del negocio y ayudando a los humanos a tomar mejores decisiones. Impulsados por los avances en la nube, los datos y las tecnologías inteligentes, aquellos con sistemas adaptables no se ven afectados por el cambio. Las empresas encuestadas entienden que los sistemas de autoaprendizaje permiten el desarrollo de una estrategia de negocio más inteligente; el 83 % quiere sistemas que les permitan cambiar las direcciones. Los marcadores clave de las organizaciones adaptables incluyen el uso de la automatización y la Inteligencia Artificial en toda la empresa, una cadena continua de suministro de datos en la nube de la Inteligencia Artificial, una arquitectura estable pero modular, flexible, desacoplada y en constante evolución.

whitepaper-ibm-vmware-nubes

La nube, un catalizador de la innovación

La computación en la nube es esencial para los Sistemas del Futuro porque permite a las empresas utilizar con éxito otras tecnologías como la Inteligencia Artificial y Analytics. En el estudio se evidencia que los líderes ven a la nube como un catalizador para la innovación. El 95 % de ellos han adoptado servicios sofisticados en la nube para ofrecer una gama de servicios en pagos móviles, banca, seguros y gestión de patrimonio, en comparación con el 30 % de los rezagados, que tienden a ver la nube sólo como un “centro de datos” efectivo.

Por ejemplo, se usa la nube y la Inteligencia Artificial para ofrecer una gama de servicios en pagos móviles, banca, seguros y gestión de patrimonio.

“Los servicios en la nube y la Inteligencia Artificial están integrados en múltiples procesos y líneas de productos, adaptándose a cada uno según sea necesario”, señala Irino. “Como resultado, la compañía puede evaluar instantáneamente los riesgos de crédito de las personas desatendidas que pueden no tener cuentas bancarias, e incluso enfocarse en ellas con ofertas de préstamos. También permite a los clientes tomar fotos después de un accidente automovilístico para presentar reclamos con sus aseguradores en solo unos segundos”.

Para escalar las innovaciones y crecer el doble de rápido que otras, las compañías deben cultivar la mentalidad y los métodos de las empresas líderes. Aquellos que esperen, encontrarán más difícil ponerse al día a medida que surgen nuevas tecnologías a un ritmo acelerado.

De acuerdo con el directivo, los líderes ya disfrutan de una ventaja considerable y no se quedarán quietos. “Para escalar las innovaciones repetidamente e impulsar el crecimiento, las empresas deben dejar de adoptar tecnologías como soluciones puntuales y evolucionar hacia sistemas futuros”, asevera Irino.

Deja un comentario