Connect with us

Blog

La Red Social de Trump: Truth Social y su impacto

Redacción CIO México

Published

on

Las redes sociales digitales dominan nuestra comunicación personal. A lo largo de las casi dos décadas que tienen de existir se han ido apoderando de nuestras interacciones. En la actualidad no se puede negar que no se recibió un mensaje en correo electrónico, porque recibimos multitud de alertas o mensajes en otras redes como Twitter, Facebook, Instagram, WhatsApp para comprobarlo. No podemos aislarnos; al contrario, estamos demasiado “comunicados”.

Esta sobre exposición a la comunicación nos ha invadido con mensajes tóxicos, superficiales y distractores. Sin embargo, las relaciones sociales, los negocios, la política ocurre a través de las redes sociales digitales que consultamos diariamente.

De esta forma, las empresas dueñas de plataformas de comunicación han aumentado su poder e influencia en las decisiones políticas. No es menor que en el 2021 censuraran y expulsaran al entonces presidente estadounidense, Donald Trump, de su interacción a través de Facebook y Twitter para evitar mayor polarización política entre los ciudadanos, previo al cambio presidencial en ese país.

Este hecho le permitió a Trump concebir su propia red social: Truth Social, su propio medio de comunicación, su plataforma personal, que hace unas semanas se pudo descargar en Estados Unidos. Este hecho me lleva a reflexionar en dos argumentos que quiero compartir con mis lectores.

La amenaza sobre la democracia y el poder público

El que un ciudadano como Donald Trump cuente con los medios para poder crear y mantener su propia red social es una excepción; no obstante, que los ciudadanos se sumen a dicha red social, sean fieles simpatizantes de su dueño y cuenten ahora con una herramienta que les facilita organizarse, intercambiar información, sin límites ni censura alguna parece algo normal. Pero en realidad rompe la organización de las redes sociales tradicionales.

La red Truth es una isla de información e interacciones. Sus habitantes creen ciegamente lo que se dice y difícilmente lo contrastan con otras opiniones. Esta es una red que construye relaciones, grupos de apoyo, acciones para su candidato y transmite información y datos para sus simpatizantes. Qué mejor herramienta para hacer campaña electoral: transmitir información instantánea a un público específico que reacciona de inmediato.

La amenaza para la democracia –donde se discute y se llega a acuerdos, donde se privilegia el libre flujo de información, comparando propuestas y candidatos– no llega a Truth Social, ya que se trata de una “isla cerrada”.

Aunque sus miembros puedan acceder a otras redes sociales, su perfil y fanatismo les llevaran a sólo confiar en la “isla” que consideran suya, la propia, la que dirige su salvador. Podrá construir su propia pos-verdad, alternando noticias falsas (fake news) que reproducirán sus seguidores sin ningún contrapeso.

El gran riesgo con Truth Social es que no pueda existir una conducta democrática, que acepte el triunfo de la mayoría, se abra a nuevas ideas y opciones alternativas, porque la información fluye en una sola dirección; es un canal único que refleja autoritarismo y cerrazón más que diálogo y libertad.

La amenaza de Truth Social contra Facebook y Twitter

Pero la red social de Trump no sólo amenaza la construcción y el mantenimiento de la democracia: también pone en riesgo la estructura de Internet y el poder de las redes sociales tradicionales. La disminución de nuevos usuarios en Facebook podría explicarse a partir del hartazgo, pero también por nuevas redes –TikTok, Club House, Truth Social– que han aparecido y le roban usuarios.

A diferencia de Twitter y Facebook, que se concibieron como empresas para darle un servicio a sus usuarios, Truth Social fue creada con la finalidad de controlar la comunicación de simpatizantes y organizarlos hacia una campaña electoral.

La influencia de Twitter y Facebook en las elecciones democráticas en todo el mundo, en la construcción de candidatos, la circulación de información electoral es clave, pero su objetivo es tener más clientes. No les importa quien llegue al poder, siempre y cuando esto ayude a cumplir sus metas. Truth Social pone en riesgo este privilegio.

Sin duda, la ideología de ambas empresas –y muchas similares– se basa en la libertad de las ideas, la libre expresión, libertad de asociación, lo cual es opuesto a la esencia de Truth Social y evidencia la influencia y el poder de Facebook y Twitter en los sistemas políticos.

Por otro lado, el que exista un nuevo “jugador” en el tablero de la competencia de las redes sociales que “reparte” el poder y la influencia es una amenaza directa a la forma cómo hacen negocios las redes sociales tradicionales.

De tal forma que Facebook, Twitter, WhatsApp, Telegram, Clubhouse, se convertirán en “islas de información” llenas de conservadores, liberales, de centro, o apáticos, que será difícil persuadir en una campaña electoral; pero sobre todo convencerlas que actúen bajo la vida democrática, el principio de mayoría, el debate de propuestas y la posibilidad de llegar a acuerdos y respetarlos.

Este nuevo jugador implica un cambio en las reglas del juego de redes sociales. No pueden ser los mismos “espacios de poder”. No podrán censurar personas o noticias porque aparecerán en otras redes. Las “libertades” deberán ser una garantía al ingresar a cualquier red social, así como la privacidad de la información y los datos personales.

Conclusiones

Truth Social viene a romper el delicado equilibrio entre las redes sociales y el poder. Agrega un nuevo componente en el debate sobre la influencia de estas plataformas de comunicación en la construcción democrática, pone en riesgo la democracia estadunidense, al perder el control de la información, la organización de los simpatizantes y su influencia en las decisiones públicas.

Deberemos seguir con atención el crecimiento, construcción y desarrollo de Truth social, así como la integración de otras tecnologías como Blockchain o la Inteligencia Artificial en este campo. Tanto los legisladores como los líderes políticos y empresariales deben estar alerta de los riesgos para la democracia en todo el mundo y tratar de limitar esta influencia. El tiempo nos dirá qué tanto impacto tendrá en la política estadounidense y si es un riesgo para el resto del mundo. Lo seguiremos comentando.

_____________________________

El autor de la columna “Tecnogob”, Rodrigo Sandoval Almazán, es Profesor de Tiempo Completo SNI Nivel 2 de la Universidad Autónoma del Estado de México. Lo puede contactar en tecnogob@pm.me y en la cuenta de Twitter @horus72.

Advertisement
Advertisement

VIDEOS

Resources

Advertisement

Recientes

Advertisement