Connect with us

Transformación digital

Las tecnologías ganadoras y perdedoras de la era COVID

Redacción CIO México

Published

on

La pandemia de COVID-19 ha supuesto una mezcla de bendiciones y maldiciones para el mundo de la tecnología. Algunas empresas, como las especializadas en videoconferencias, han resultado ser las salvadoras, haciendo posible que la sociedad funcione (y, en ocasiones, prospere) trabajando a distancia. Otras, sin embargo, como las empresas dedicadas a construir sistemas de control de iluminación para escenarios, se han enfrentado a un mundo en el que la demanda de sus servicios ha caído estrepitosamente, a veces hasta cero.

Aunque es un poco pronto para saber qué cambios en el uso y las tácticas de TI se quedarán de forma permanente, podemos deducir qué empresas están prosperando ahora y probablemente sigan haciéndolo incluso después de que la pandemia desaparezca.

Uno de los mayores cambios será para los que trabajan en oficinas, que ya son una parte importante de la economía tecnológica. Muchas empresas ya están informando de que no volverán a exigir a los empleados que se presenten en la oficina cada día de trabajo. Están adoptando el trabajo a distancia, señalando que será la nueva normalidad. El ahorro de tiempo y de inmuebles es demasiado grande para ignorarlo. Los horarios híbridos (en los que los empleados se reúnen en persona varias veces a la semana, al mes o al trimestre) también formarán parte de una combinación experimental de lugares de trabajo.

Recopilamos las categorías y estrategias tecnológicas que se han beneficiado de los cambios provocados por la crisis de la covid y aquellas que probablemente experimentarán un replanteamiento tras la pandemia.

Ganadores: la videoconferencia y su ecosistema

El gran ganador sigue siendo fácil de detectar: la demanda de herramientas de videoconferencia se ha disparado a medida que las reuniones y las clases se han trasladado a Internet. No solo se están beneficiando las grandes plataformas. El auge de las reuniones virtuales ha atraído proyectos satélites adaptados a nichos más pequeños. Zoom, por ejemplo, tiene un mercado de aplicaciones con extensiones especializadas para sectores como el financiero, el educativo, el de servicios al cliente y más de una docena de categorías. También hay proyectos de software similares construidos en torno a Microsoft Teams y Google Meet.

Los sistemas de alto perfil no son los únicos. Herramientas de código abierto como Jitsi permiten a cualquiera alojar su propio sistema de videoconferencia, ya sea para ahorrar dinero o aumentar la seguridad. Incluso hay opciones para descargar el trabajo de alojamiento a otros con Jitsi as a Service (JaaS).

Además, el hecho de poder ver a todos sus compañeros en pequeñas cuadrículas en su portátil ha sido un revulsivo para los proveedores de servicios en la nube. Las videoconferencias están haciendo funcionar cada vez más máquinas en la nube para satisfacer las demandas que aumentan y disminuyen en función de los horarios de la escuela y la oficina. Son especialmente útiles las máquinas con GPU de alta potencia, ideales para generar versiones en miniatura de los flujos de vídeo sobre la marcha.

Perdedoras: las herramientas de gestión de la oficina

Decenas de paquetes de software y hardware diseñados para simplificar el día a día en las oficinas físicas están sufriendo un duro golpe. Mientras una gran parte de la plantilla trabaje desde casa, habrá mucha menos demanda de software empresarial para tareas como la programación de salas de conferencias.

Lo mismo ocurre con los productos de hardware, como esas pequeñas tabletas situadas junto a las puertas de las salas de conferencias que anuncian quién tiene la sala reservada. Un número sorprendentemente grande de productos utilizan sensores de proximidad física para detectar los chips RFID de las tarjetas de identificación para controlar el acceso o hacer un seguimiento del uso de herramientas de oficina como las fotocopiadoras. Las herramientas construidas en torno a la detección de personas mediante la presencia física no serán una prioridad, al menos para los trabajadores que no regresan a la oficina en masa.

Ganador: el software de colaboración

Las herramientas ofimáticas que permiten a las personas trabajar en colaboración en documentos o presentaciones son más valiosas que nunca. Las reuniones cara a cara en las que alguien se pasa por un despacho o llama al personal a una sala de conferencias para que extienda un papel sobre una mesa son casi totalmente nulas. Todo ese duelo se ha trasladado a Internet, por lo que la demanda (y la tolerancia) de pizarras online y herramientas de colaboración que faciliten el trabajo a distancia ha aumentado considerablemente. Y ahora que el genio ha salido de la lámpara y que muchas empresas están reconsiderando sus estrategias de trabajo a distancia incluso después de la vuelta a la oficina es de esperar que la demanda se mantenga durante algún tiempo.

Y aquí, al igual que con la videoconferencia, hay mercados auxiliares de herramientas que también pueden beneficiarse del aumento. Zoho, Salesforce, Google, Microsoft y casi todas las demás herramientas de colaboración en línea cuentan con un mercado en el que terceros pueden ofrecer extensiones que añaden funcionalidad a las plataformas.

Perdedor: el software presencial 

No todas las partes del negocio del software de vídeo están en auge. Las empresas especializadas en la creación de salas de conferencias equipadas para videoconferencias no van a encontrar mucha demanda, aunque las más inteligentes se orientarán al mercado doméstico, donde pueden ayudar a la gente a añadir una iluminación elegante y micrófonos de alta calidad a sus oficinas en casa.

Hay cientos de otros proyectos que apoyan a las personas que se reúnen en persona. Las conferencias suelen enviar sus propias aplicaciones para que los asistentes sepan qué charla hay en cada sala. Las impresoras de gran formato ofrecen copias físicas de gran tamaño que funcionan bien clavadas en las paredes o extendidas en una mesa donde se reúne la gente. Las tiendas de desarrollo y diseño creadas en torno a estos ecosistemas se verán afectadas durante algún tiempo.

-IDG.es

Advertisement
 

VIDEOS

Resources

Advertisement

Recientes

Advertisement