Connect with us

Inteligencia Artificial

Llevar la vacuna a todo el planeta, un reto para las cadenas de suministro

Redacción CIO México

Published

on

vacuna-covid

Alrededor de 35 compañías especializadas e instituciones académicas, en el mundo, están enfocando sus esfuerzos en encontrar un medicamento efectivo en contra de la enfermedad COVID-19. Luego de extensas pruebas en laboratorios y con pacientes voluntarios, se han dado a conocer importantes avances en las investigaciones.

Antes de que la vacuna pueda comercializarse, se requiere la aprobación regulatoria de organismos especializados en salud que validen su aplicación y resultados en la población; mientras eso ocurre, debe garantizarse una infraestructura con la capacidad de producir millones de dosis. Al respecto, cientos de agencias en todo el mundo se preparan ya para esta tarea.

Sin embargo, hasta el momento, las vacunas que se han producido para otras enfermedades se han elaborado con fármacos desarrollados durante décadas. Ahora, tras pocos meses de investigación, las farmacéuticas deben disponer de miles de toneladas de materiales, personal y de un gran despliegue de capacidad de fabricación como nunca antes se ha visto.  

De hecho, se estima que para vencer al COVID-19 es necesario que al menos el 60% de la población global sea inmune y para ello se necesitan unos cuatro mil 700 millones de dosis.

Aquí es necesario contar con lo último en tecnología que eficiente el proceso de producción, permitiendo visualizar y elegir los mejores proveedores de insumos para el desarrollo del medicamento.

Las capacidades de la Inteligencia Artificial permiten tener una visión precisa de aspectos como inventarios, transporte y planeación, de manera que ayuden en la predicción de la demanda.

También es necesario fomentar una integración de todos los eslabones que participan en su elaboración, con el fin de tener claro cuál es su papel; y también el nivel de optimización y previsión de disrupciones con los que cuentan.

Su distribución: tarea para la logística y el transporte

Trasladar una vacuna de un punto a otro, conlleva un esfuerzo importante. Al ser un producto perecedero, idealmente, la temperatura que requiere para mantener sus condiciones varía entre los 2 y 8 grados Celsius. Esto implica un dilema para las compañías farmacéuticas, que deben contar con la cantidad de vehículos suficientes para transportarlas bajo estas condiciones.

Además, se presenta otro desafío: el de tener controles estrictos para su empaquetado y seguridad en sus traslados. A su vez, también se requiere transportar insumos médicos (como jeringas) para su aplicación, lo que conlleva a una coordinación con los gobiernos y proveedores locales. 

Lógicamente, hospitales, farmacias y puntos de atención médica, serían los lugares prioritarios a los que habría que transportar la vacuna; sin embargo, el verdadero desafío está en lograr llegar a zonas rurales con puntos de acceso complicados, lo que trasciende en dificultades de entrega de “última milla”.

Afortunadamente, ya existen opciones tecnológicas para enfrentar estos desafíos. El Gemelo Digital, por ejemplo, resulta un recurso útil para analizar las diferentes rutas de transporte para la distribución en base a los focos de contagio; además, es una herramienta que sirve para elegir los proveedores de logística que cumplen con todas las capacidades de almacenamiento para trasladar el medicamento en el estado deseado.

Coordinación global, la receta para el éxito

Bajo nuestra perspectiva, un esfuerzo coordinado entre gobiernos, organizaciones y empresas farmacéuticas llevará a una exitosa distribución global de la vacuna contra el COVID-19. Como una firma especializada en tecnología que permite eficientar las operaciones y las cadenas de suministro, nuestro trabajo está en brindar las mejores soluciones tecnológicas que faciliten su flujo, con el fin de que llegue al lugar adecuado en el momento correcto.

Rafael Vásquez, Vicepresidente Regional en LLamasoft.

VIDEOS

Advertisement
 

Resources

Advertisement