Mitos y realidades sobre 5G y WiFi en las empresas

Autor: Sandra Plata
Categorías relacionadas:
Destacado, redes

5G

[widget id="text-55"]

No hay duda de que el ruido alrededor de 5G continuará haciéndose más fuerte; con promesas como “velocidades ultra rápidas” y “conectividad en tiempo real” para brindar las experiencias que nosotros, como consumidores, esperamos.

De acuerdo con Deloitte, 5G puede proporcionar cientos de incrementos en capacidad de tráfico y eficiencia de red con respecto a 4G, y esto tiene un potencial transformador en el futuro de la conectividad en todo el mundo.

En cuanto a 5G en el contexto empresarial, pareciera que muchos clientes y socios aún no tienen claro cuál es el verdadero papel de esta tendencia en este mercado, cómo funciona con WiFi y otras tecnologías y qué secretos guarda.

Lo anterior es importante, ya que las empresas buscan implementar y optimizar sus infraestructuras con base en decisiones de compra que les servirán hoy y en el futuro deben comprender a detalle los alcances de 5G y WiFi.

En este sentido, contrario a lo que se cree, ambas pueden trabajar juntas para brindar la conectividad y servicios que los negocios requieren para administrarse de manera eficiente.

Tal parece que, en el tema de 5G, abundan los malentendidos. De acuerdo con Accenture, la mayoría de los ejecutivos de grandes empresas subestiman la llegada de esta tecnología: para el 53% son muy pocas las cosas que 5G les permitirá hacer y que no logran con 4G. Por ello, presentamos los mitos más comunes, y hechos que pueden ayudar a disiparlos:

Mito: 5G eventualmente asumirá el control de WiFi y hará que éste quede obsoleto

Realidad: Esto no se ha demostrado, a pesar de toda la expectativa alrededor de 5G en la empresa. El hecho es que WiFi seguirá demostrando su valor como una tecnología de acceso inalámbrico confiable, segura y rentable para la mayoría de las aplicaciones empresariales, como lo hace hoy. De hecho, en Aruba pensamos que el mercado WiFi se expandirá con 5G, a medida que los operadores comiencen a considerar estas redes por su economía.

Mito: 5G es más seguro que WiFi

Realidad: Hay una percepción errónea acerca de que las tecnologías celulares son más seguras que las de WiFi. De igual forma, si bien es cierto que LTE es relativamente seguro, en definitiva, no es perfecto: según investigaciones de Purdue y la Universidad de Iowa, LTE es sensible a una variedad de vulnerabilidades, como interceptación de datos y rastreo de dispositivos.

Sin duda, 5G optimiza la seguridad LTE con múltiples métodos de autenticación y mejor gestión de claves, pero de igual forma la seguridad de WiFi sigue avanzando, aunque de no seguir las mejores prácticas (como una protección básica de contraseñas, por ejemplo) son un riesgo, mientras que contando con configuraciones que consideran controles de acceso y adecuadas, su nivel de seguridad es muy alto. Y con nuevos estándares como WPA3 y Open Enhanced, la seguridad de las redes WiFi es aún más sólida.

Mito: 5G es más confiable que WiFi

Realidad: Tanto WiFi como 5G, implementados de forma correcta, son muy confiables. Definitivamente, es posible lograr altos niveles de confiabilidad y rendimiento a través de WiFi en entornos exigentes. Y lo que es mejor: WiFi 6 ofrece todavía mayor confiabilidad.

Mito: Los beneficios de 5G valen el costo extra

Realidad: Esto depende de lo que cada organización necesite que haga su red. Implementar 5G en la empresa conlleva un costo adicional (más allá de la red en sí misma), de manera que muchos clientes se muestran reacios o consideran impráctico (o imposible) realizar esta inversión inicial para un beneficio que aún no está claro.

Sin duda, para tener éxito en el sector empresarial los operadores requerirían ofrecer el servicio de 5G a un costo competitivo comparado con WiFi, pero esto hasta ahora no es realista por las limitaciones que aún deben ser superadas.

Además, la implementación del acceso basado en 5G en la empresa requeriría que todas las laptops, impresoras, AppleTVs y otros dispositivos conectados contengan módems celulares compatibles con 5G. A un costo de más de 100 dólares para el usuario final, esto se convierte en una propuesta bastante costosa.

En conclusión, cuando se trata de promover 5G, hay muchas verdades y otras medias verdades. Lo cierto es que WiFi y 5G están evolucionando para servir mejor a los clientes, y ambos mercados crecerán para abordar la macro-tendencia de conectar dispositivos y analizar los datos generados por ellos.

La mayoría de los clientes con los que hablamos pueden terminar necesitando ambos, en especial a medida que experimenten la transformación digital y aprovechen la era inteligente para generar experiencias nuevas, inmersivas y personalizadas para sus clientes finales.

Por Leonardo Matus, Ingeniero de Sistemas de Aruba México, una empresa de Hewlett Packard Enterprise

Deja un comentario