Connect with us

Del día

Ofrece PRAXIS desarrollo de software ágil con calidad CMMI

Published

on

En nuestros días se habla mucho sobre certificaciones de calidad para empresas y personal; ambas son referencia de ventajas competitivas que logren marcar la diferencia ante la competencia. Dentro del mundo de las TI, las organizaciones cada día buscan que sus productos o desarrollos tengan esa calidad que los lleve a contar con un gran diferenciador en los mercados globales, donde la certificación de los procesos de fabricación es garantía y aval de calidad.

El modelo CMMI es aceptado a nivel internacional como sinónimo de calidad, con adopción en los cinco  continentes. Además, ayuda a integrar funciones, establecer objetivos y prioridades de procesos, proveer guías de calidad, brindar puntos de referencia y mejores prácticas probadas en la industria que brindan efectividad a los procesos, y por lo tanto, a los productos resultantes. Típicamente el modelo para desarrollo aplica sobre metodologías tradicionales probadas y que cumplen con cada uno de los procesos definidos.

Las metodologías existentes para desarrollos tradicionales involucran varios roles, muchos artefactos y, por ende, tiempo. Las metodologías ágiles prometen una mayor rapidez en la implementación, enfocándose en su mayoría al producto final, dando mayor valor a la colaboración con el cliente. Este enfoque está mostrando su efectividad en proyectos con requisitos muy cambiantes y cuando se exige reducir los tiempos de desarrollo. Las metodologías agiles están revolucionando la manera de producir software.

Diversas corrientes mencionan que CMMI es un modelo muy complejo que solicita documentación excesiva de procesos, provocando costos elevados para garantizar la calidad del software. Hoy en día se puede demostrar que el contar con procesos de calidad no significa que no puedan ser ágiles. Casar lo mejor del CMMI que representa un estricto control y seguimiento para lo toma de decisiones ágiles y constituye un ciclo de vida con técnicas sencillas que permiten una mejor interacción con resultados rápidos, serán un reto y una necesidad actual en la producción de software.

Al elegir CMMI como un modelo de mejora de procesos, PRAXIS ha logrado optimizar tanto el desempeño de los proyectos, la previsibilidad de sus costos, cronogramas y calidad del producto; dando como resultado la satisfacción del cliente. Al operar en cumplimiento al  CMMI se ha logrado el uso eficaz de otros modelos, tales como PMBok, BPM, Six Sigma, ISO, RUP y los métodos Ágiles (XP, TDD, FDD, Kanban, SCRUM), con el propósito de enfocar los recursos hacia el logro de los objetivos de negocio. La innovación y mejora basada en información estadística ha permitido pronosticar el resultado conociendo la productividad a nivel individual, la calidad de los productos e índices de desempeño mejorando el nivel de satisfacción de todos los stakeholders.

“En PRAXIS hemos innovado nuestro servicio de desarrollo que combina lo mejor del modelo CMMI con lo mejor de las metodologías ágiles (este proceso fue evaluado a nivel 5 de CMMI en diciembre de 2012). Con este servicio se tendrá la certeza que será un desarrollo avalado por un organismo internacional como lo es el CMMI Institute1 y ventajas como: documentación suficiente del proceso, aseguramiento de calidad y control de la configuración y, lo mejor de todo, es que el tiempo de entrega y los costos se pueden reducir hasta en un 50%, sin sacrificar el resultado. Contar con información estadística es útil tanto para el desarrollador como para la dirección en la toma de decisiones”, comentó Elsa Ramírez Hernández, directora de Innovación y Calidad de PRAXIS.

CIO México

Advertisement
Advertisement

VIDEOS

Resources

Advertisement

Recientes

Advertisement