Connect with us

Amenazas

El reconocimiento facial, ¿pone en peligro la privacidad personal?

José Luis Becerra Pozas

Published

on

reconocimiento-facial

Un rumor golpeó con fuerza a Facebook recientemente. La falsa noticia afirmaba que una app fraudulenta llamada Facezam era capaz de rastrear la identidad de cualquier persona con sólo escanear sus fotos de Facebook.

A raíz de esta falsa noticia, cientos de miles de usuarios de Facebook entraron en pánico temiendo ser víctimas de Facezam cuando, en realidad, fue desmentida su existencia por la agencia estadounidense de marketing, que la había creado como recurso publicitario.

La reacción pública ilustra lo confundida que está mucha gente acerca de la tecnología de reconocimiento facial. De hecho, todo lo que se dijo sobre lo que Facezam era capaz de hacer ya se lleva a cabo a través de aplicaciones y sites reales.

Podría decirse que el conocimiento social acerca de los riesgos que entraña la privacidad y la seguridad de los sistemas biométricos alberga importantes dudas y confusiones entre la opinión pública. Todos sabemos que las capacidades de detección de los sistemas actuales se emplean para la identificación de personas (la policía ha empleado las huellas dactilares durante décadas, por ejemplo.

Esta tecnología ha permitido que un buen número de sistemas de identificación biométrica utilice además de las huellas dactilares, los escáneres de iris, de reconocimiento de voz y reconocimiento facial. No obstante, al hacer referencia al factor de la potencial invasión de la privacidad, estas cuatro posibilidades no se comportan de la misma manera.

Los sistemas de reconocimiento facial son 100 veces más peligrosos

La preocupación por la privacidad biométrica ha de dirigirse preferentemente hacia las plataformas de reconocimiento facial. Todos los sistemas biométricos disponen de mecanismos de captura de datos biométricos. Esta información es almacenada en una base de datos que, junto con la aportación de nuevos datos, son comparados con diversas bases de datos para buscar coincidencias.

Estos sistemas resultan de gran utilidad a la hora de identificar individuos empleando metodologías de analítica de datos con información de varias partes del cuerpo.

El reconocimiento facial no requiere un permiso explícito o conocimiento de la persona, ya que cualquier fotografía funciona. Cada uno de nosotros ha sido fotografiado cientos o miles de veces. Las cámaras de seguridad realizan tomas de todo aquél que se acerca por su zona de influencia de manera regular cada vez que saca dinero de un cajero, por ejemplo, y estas imágenes se relacionan con la base de datos bancaria, además del nombre y número de su cuenta corriente.

VIDEOS

Advertisement
 

Resources

Advertisement