Connect with us

Principal

Reporte Especial: Tecnologías disruptivas, ¿estamos listos para dar el salto?

José Luis Becerra Pozas

Published

on

Tecnologias-Disruptivas-1

En este trabajo editorial denominamos “tecnología disruptiva” a la innovación que genera la desaparición de productos o servicios que, hasta un determinado momento, eran utilizados por la sociedad.

El término “disrupción” lo acuñó en 1995 Clay Christensen, profesor de la Harvard Business School, para referirse a la transformación de los modelos de negocios y el valor de la conexión a través de la tecnología y la innovación empresarial.

Es evidente que muchas de las mayores compañías han aprovechado estos cambios disruptivos para conseguir ser quienes son hoy en día, aportando grandes cantidades de talento y nuevas innovaciones al mundo.

Pero, ¿qué avances hemos tenido en México? ¿Qué factores de negocio están impulsando la adopción de tecnologías disruptivas? ¿Cuáles son los obstáculos y los riesgos de su adopción? ¿Hacia dónde se destinan las inversiones de TI para implementar este tipo de tecnologías? Para este Reporte Especial, CIO México recopiló opiniones de analistas, usuarios y proveedores de soluciones disruptivas en nuestro país.

¿Qué origina la disrupción?

Entre los factores de negocio que están impulsando la adopción de tecnologías disruptivas en México destacan los comerciales, debido a que ya existe demasiada competencia en el mercado. “Los productos son muy similares y cada vez es más difícil encontrar diferenciadores entre ellos”, como afirma Guillermo Hernández, Director de Innovación de Springlabs.

En ese sentido, señala que es necesario generar más herramientas o más características que puedan diferenciarse en el mercado para “de verdad ofrecer algo de valor a los usuarios”.

Guillermo Hernández, Director de Innovación de Springlabs.

En efecto, el valor agregado y la aplicabilidad llevada a la práctica es lo que está determinando que un CIO apueste o no los recursos que tiene a mano para adoptar este tipo de tecnologías disruptivas. Uno de los ejemplos más evidentes está relacionado con la Inteligencia Artificial (IA) aplicada a las soluciones de ciberseguridad.

Según el estudio The CIO Agenda: Mastering the New Job of the CIO, elaborado por Gartner, el 95% de los CIO espera un crecimiento de las ciberamenazas.

Es aquí donde la IA presenta sus dos caras: por un lado, tiene el potencial de hacer que los ciberataques sean aún más poderosos al crear una falsa realidad que engañará a los usuarios más sofisticados para que compartan su información personal. Pero también podría convertirse en una herramienta importante para examinar grandes cantidades de información y reconocer las posibles amenazas.

Ante esta realidad, la elección de las herramientas tecnológicas adecuadas, conjuntamente con una cultura de seguridad enfocada al capital humano de la empresa, resulta la combinación ideal para combatir los ataques.

Sobre los factores que han impactado favorablemente para que exista una mayor consciencia de la aplicación de Inteligencia Artificial en las estrategias de seguridad de la información al interior de las organizaciones, Eloy Ávila, Director de tecnología de Darktrace para las Américas, asegura que al procesar mucho más información como ocurre en nuestros días, hemos dejado atrás la época cuando las redes estaban definidas por un firewall que indicaba lo que había dentro y lo que quedaba afuera. “Hoy las empresas tienen redes fluidas, que se mueven de un día para otro, en las cuales los usuarios están en la nube o utilizan dispositivos que son móviles, por lo que es más difícil entender qué es ‘adentro’ y qué es ‘afuera’ de la red, así como quién tiene la información y quién debe tener el acceso en tiempo real”.

Agrega que para enfrentar la rapidez de los cambios y esa administración tan compleja, una alternativa de solución la aporta el Machine Learning que puede ayudar a entender ese movimiento, esas conexiones y comunicaciones en tiempo real, para dar una respuesta adecuada.

Es un hecho que la digitalización multiplica la eficiencia, aunque también dispara el riesgo de sufrir un ciberataque, ¿qué debe hacer un CIO o en su caso un CSO o CISO para enfrentar esta realidad?

Eloy Ávila, Director de tecnología de Darktrace para las Américas.

Ávila explica que, de acuerdo con las experiencias compartidas por los CIO, es importante contar con una solución o soluciones que les permitan visualizar de manera completa lo que está sucediendo dentro y fuera de su red, porque de lo contrario, no es posible pensar en una defensa eficaz. Muchos también han optado por soluciones de Inteligencia Artificial que aumenten la capacidad del equipo humano y que puedan ser una respuesta ante la escasez de talento profesional en el ámbito de la seguridad. “Soluciones que proporcionen esa visibilidad, esa detección, que se puedan adaptar a los cambios de la empresa y de la red, y de los cambios de ataques, la Inteligencia Artificial es una tecnología perfecta para ese modelo de respuesta”.

Riesgos y obstáculos para su adopción

Sobre los riesgos asociados con este proceso de adopción de tecnologías disruptivas, las opiniones recabadas son diversas. “Lo primero que hay que vencer es el miedo: el miedo a digitalizarse”, como afirma Hazael Estrada, Customer Success Specialist para Latinoamérica y España de Zoho Corporation, tras afirmar que no existen mayores riesgos si lo que se quiere es mejorar los procesos. No obstante, agrega que el riesgo sería  aprender estas nuevas herramientas disruptivas y que la gente no las adopte como quisiera la organización para que los procesos funcionen de manera correcta.

Otros riesgos, en fin, están relacionados con la falta de educación, cultura y aceptación del cambio tanto de las personas que usarán estos productos o servicios como de las personas que los generan, como apunta Hernández, de Springlabs. “El principal reto es que no se rompa esa brecha de cambio de las personas para generar nuevas ideas y conceptos para ser disruptivo realmente”.

Para el Director de Innovación de esta empresa mexicana, hay también riesgos vinculados con aspectos sociológicos y geopolíticos que también deben tomarse en cuenta. “Vivimos en un país en el cual tenemos transformaciones políticas de bastante calado, que sí son factores que se deben considerar para generar nuevas ideas y usar estas tecnologías”.

Agregó que cuando su compañía se acerca a las organizaciones, por lo regular no tienen presente este tipo de desafíos. “Se tiene presente la situación política, pero todavía no se hace el aterrizaje de cuál es el riesgo y cuál es el impacto que se tiene en el negocio. De modo que ese análisis del impacto que genera y la manera como se puede mitigar basado en una estrategia es parte de lo que ofrecemos”.

Al abundar sobre los aspectos comerciales, organizacionales o tecnológicos pueden dificultar la adopción de tecnologías disruptivas, los entrevistados abordaron la problemática desde la perspectiva regional y local.

Hazael Estrada, Customer Success Specialist para Latinoamérica y España de Zoho Corporation

En Latinoamérica, el principal obstáculo es la inversión que se destina hacia tecnologías digitales. “Puede ser muy caro migrar hacia esta disrupción, ya que las tecnologías digitales tienden a ser muy costosas o difíciles de implementar”, externó Estrada, de Zoho.

Y por lo que respecta a México, se está haciendo innovación, pero no hay investigación y desarrollo suficiente, y la vinculación de las empresas privadas con la academia es escasa, comparada con la que se realiza en otros países, como explica Guillermo Hernández, de Springlabs. “Eso en el sentido tecnológico, en el sociológico hay un cambio generacional que nos está ayudando mucho. Cada vez el público se torna más exigente y se vuelve más difícil sorprender a los usuarios. Esto es un gran reto”.

Asimismo, dice que en el aspecto comercial, además de revolucionar con ideas, es necesario cambiar las formas de hacerlo. “Más allá de cómo vendes este tipo de soluciones, hay que pensar en cómo sustentar ese modelo de negocio. Ahí también tenemos que innovar, porque si seguimos con el modelo tradicional, sin tener la mente abierta, eso puede ser una limitante para la evolución que esperamos”.

El detonante en las organizaciones

Si, como afirman las fuentes consultadas, existe una oferta variada y madura de opciones tecnológicas disruptivas en el mercado mexicano, la pregunta es si están preparadas las áreas de TI para este cambio en cuanto a infraestructura, habilidades e interacciones al interior de la organización.

Para Estrada, de Zoho, aunque el cambio es necesario, en ninguna parte del mundo se está preparado para efectuar esta modificación, y sí existe la capacidad para efectuarlo. “Al menos aquí en Latinoamérica estamos listos para digitalizarnos como empresas”.

Un-dia-IoT

En un sentido amplio, las tecnologías disruptivas pueden ayudar de muchas maneras tanto al interior como al exterior de las organizaciones, como apunta Hernández. Y si bien las ventajas que ofrecen se pueden extender a todas las áreas de la empresa, “las más beneficiadas serán las relacionadas con el área comercial y de marketing, ya que contarán con más herramientas para ampliar su mercado mediante la introducción de nuevos productos, así como las áreas técnicas porque incrementarán los conocimientos y capacidades de su personal”.

Es evidente que hay muchas empresas grandes que siguen utilizando herramientas manuales o no han digitalizado su operación. Es por ello que compañías como Zoho se han enfocado en dar apoyo tanto a Pymes como a grandes empresas que necesitan dar este gran salto, agrega Estrada.

Avances, inversiones y retos

Ante el panorama expuesto, interesa saber qué avances en la implementación de tecnologías disruptivas ha habido en nuestro país. Empresas como Springlabs, que realiza investigación en robótica y navegación autónoma, lleva también algunos años aportando soluciones de Inteligencia Artificial, Aprendizaje Autónomo, procesamiento de lenguaje natural, que son tecnologías suficientemente maduras. Asimismo, los chatbots, los voicebots, los speech to text, el procesamiento de imágenes y visión computacional son temas que se conocen y se aprovechan más en México, dice Hernández.

En su opinión, otras tecnologías como el Blockchain o el Internet de las Cosas comienzan a despegar en el país, incluso hay empresas que ya tienen productos o servicios basadas en este tipo de tecnologías. Afirma  que vamos por buen camino, pero falta apretar el paso para llegar a un punto donde podamos tener cierta independencia tecnológica con respecto a las soluciones provenientes de otros países.

Este crecimiento también es cuantificable en términos de ventas. “En Zoho hemos crecido alrededor de un 40 a 50% que se transforma al mismo porcentaje de empresas que están queriendo digitalizarse en México”, dice Estrada.

Para generar confianza en lo que pueden aportar las tecnologías disruptivas, lo primero en lo que se debería invertir es en pruebas de prototipado, para realizar pruebas de concepto y así garantizar que lo que se piensa teóricamente se cumple en la práctica. “También se invertirá mucho en la adopción de técnicas de Inteligencia Artificial, en procesamiento masivo de datos, en capacitación y en compra tecnología, mucha de la cual no se crea en el país, sino que se deberá importar mientras no se tenga la madurez suficiente para generarla aquí”, explica el Director de Innovación de Springlabs.

A pregunta expresa, los entrevistados para este reporte externaron su opinión respecto a cuál es el mayor reto que tiene un CIO en México para lograr la adopción de tecnologías disruptivas en su organización.

“El mayor desafío para un directivo de TI es conocer y, más aún, entender bien las soluciones que existen en el mercado, así como los tipos de ataques que están emergiendo y saber si las plataformas con las que cuentan les pueden ayudar o cuáles serían una mejor opción”, dijo Eloy Ávila, de Darktrace.

En este sentido, Hazael Estrada, de Zoho, opinó que el mayor desafío para un directivo de TI en nuestro país es la implementación del software y la capacitación del personal a su cargo. “Es común que la gente no quiera dar el salto porque tal vez está muy cómoda al utilizar una herramienta por varios años, aunque ésta pueda ser obsoleta”. 

Por su parte, Guillermo Hernández, de Springlabs, manifestó que el primer reto de los CIO es enfocarse en la experiencia del cliente, porque muchas veces nos concentramos en ofrecer tecnología como un servicio y los usuarios deben adaptarse a ella. Dijo que hace falta tomar más en cuenta la visión del cliente y diseñar en consecuencia para que las tecnologías se conviertan en un habilitador y en una herramienta y no sólo una plataforma de negocio”. ¿Estamos listos para dar el salto como país? “Yo creo que sí. Estamos al borde, pero ya listos para saltar”, aseveró Hernández.

Por José Luis Becerra Pozas, CIO México

VIDEOS

Advertisement
 

Resources

Advertisement