Connect with us

Malware y Amenazas

Seis tipos de delitos financieros se dispararon durante la pandemia

Redacción CIO México

Published

on

Como dato interesante, las adopciones de mascotas se dispararon en los primeros días de la pandemia ya que la gente cansada de la cuarentena buscaba un nuevo mejor amigo, pero por otro lado no fue lo único que aumentó durante esta época, a la par de las mascotas, el fraude, sobre todo bancario se intensificó, debido a esto los bancos están utilizando la inteligencia artificial para combatir el fraude relacionado con el COVID-19.

Los delincuentes vieron una oportunidad con el distanciamiento social para cometer fraudes a las personas. Pawneet Abramowski, jefa de cumplimiento de Community Federal Savings Bank, cree que la gente estuvo más susceptible de caer en situaciones fraudulentas porque estaba ansiosa por apoyar. “Los estafadores llamaban a la gente con cualquier pretexto a fin de apoyar alguna causa y la gente enviaba dinero”.

El 24 de febrero de 2021, la Red de Represión de los Delitos Financieros (FinCen) del Tesoro de Estados Unidos publicó un aviso en el que se describían seis tipos diferentes de actividades delictivas y se ofrecían 14 indicadores de alerta que las instituciones financieras están utilizando para determinar si una transacción es sospechosa.

John Edison, responsable mundial de productos de gestión de delitos financieros y cumplimiento normativo de Oracle, afirma que el entorno actual hace aún más crítico que los bancos aumenten la eficacia y la eficiencia de sus funciones de lucha contra la delincuencia y el cumplimiento normativo. Por ejemplo, señala, “los bancos tienen que ajustar sus controles de detección del fraude o crear otros nuevos para encontrar nuevos patrones de blanqueo de dinero o de fraude diseñados para aprovechar la pandemia”. Los bancos se están centrando en dos áreas críticas: agilizar la incorporación de clientes digitales y garantizar que las capacidades de detección de delitos sean adaptables y automatizadas.

“El aprendizaje automático puede examinar cientos de características para determinar la huella digital de un delincuente y detectar similitudes”, dice Somrak. Y cree que, para la mayoría de los bancos, la mejora de las capacidades de detección no supondrá una reducción de personal. “Es todo lo contrario: queremos que los contextos salgan a la luz de forma rápida y sencilla, para que los analistas se adentren en las madrigueras correctas y se descubra más actividad delictiva”, añade. Las mejoras de la Inteligencia Artificial en las capacidades de detección de fraude de un banco ayudarán a reducir el número de falsos positivos que generan los sistemas basados en reglas y ayudarán a detectar riesgos desconocidos, como clientes que están conectados a entidades que ya han sido denunciadas por delitos financieros.

Al mismo tiempo, los bancos están aplicando procesos mejorados de conocimiento del cliente, como pedir a los posibles clientes que muestren su documento de identidad junto a su cara en una pantalla de vídeo. “Hay una tecnología en segundo plano que examina todos los datos de ese documento de identidad y verifica en tiempo real que la cara que te habla es la misma que aparece en el pasaporte o en el documento nacional de identidad”, afirma Frederic Boulier, responsable mundial de consultoría de soluciones de gestión de delitos financieros y cumplimiento normativo de Oracle.

“Esperamos que la fluctuación de las condiciones comerciales y los cambios en la actividad delictiva se conviertan en nuestra nueva normalidad”, dice Edison. “Estas acciones también darán a los bancos la resistencia y la agilidad que necesitan para navegar con éxito en este período”.

Seis tipos de delitos financieros más comunes durante COVID-19

  • Cheques fraudulentos: Las víctimas reciben cheques fraudulentos y se les indica que verifiquen la información en línea para cobrar los cheques. Los estafadores obtienen información personal o bancaria con el pretexto de acelerar el proceso.
  • Cheques alterados: Los estafadores depositan cheques alterados, a menudo a través de un dispositivo móvil o un cajero automático, con cambios en el nombre del beneficiario o en el importe del cheque.
  • Cheques falsos: Los delincuentes crean cheques falsos reproducidos a partir de imágenes digitales de cheques.
  • Robo de pagos: Los ladrones hacen una reclamación fraudulenta de dinero o utilizan una identidad robada para solicitar fondos.
  • Esquemas de phishing: Los phishers utilizan correos electrónicos y textos que contienen palabras clave como COVID y coronavirus para obtener información personal, contraseñas y números de cuentas bancarias.
  • Embargo indebido de fondos: Las empresas privadas que tienen el control de las finanzas de un individuo se apoderan ilegalmente de los pagos en forma de embargo de salarios o cobro de deudas.

Margaret Lindquist, directora senior y escritora en Oracle

Advertisement
Advertisement

VIDEOS

Resources

Advertisement

Recientes

Advertisement