Connect with us

Fusiones & adquisiciones

¿Tiene sentido que Salesforce compre Slack?

Redacción CIO México

Published

on

Salesforce está en “conversaciones avanzadas” con Slack para abordar una posible adquisición de esta compañía, según han avanzado medios como Finantial Times o The Wall Street Journal; un acuerdo que, aseguran los analistas, sería bueno para ambas organizaciones. En los últimos años, en los que este proveedor de software de colaboración ha alcanzado una notoriedad destacada en el mercado, ha sido objeto de numerosos rumores de compra. Microsoft (que finalmente optó por construir su propia plataforma de colaboración), Google y Amazon son algunos de sus pretendientes en el pasado.

El gran competidor de Slack (que no ha dejado de crecer y tiene más de 10 millones de usuarios activos diarios, según datos de 2019), es Teams, de Microsoft. Durante la pandemia, esta última se ha beneficiado especialmente del fuerte aumento del uso de video y del hecho de que está incluida en la suscripción a la plataforma de productividad Office 365.

Las primeras reacciones del mercado ante estos rumores han sido positivas para Slack, cuyas acciones aumentaron casi un 38%, alcanzando una valoración de unos 20,000 millones de dólares. Las acciones de Salesforce, por su parte, cayeron más de un 5%.

Desde Salesforce y Slack no han realizado ningún comentario a estos rumores. “Si resultan ser ciertos, sería un movimiento muy positivo para ambas compañías”, según Angela Ashenden, analista principal de CCS Insights.

¿Qué gana Salesforce con este acuerdo?

A primera vista, puede parecer que esta compra no encaja en Salesforce, centrada en el softwre de relación con los clientes (CRM). “La primera pregunta que me viene a la mente ante estas informaciones es por qué Salesforce puede estar interesado en adquirir Slack, dado que, a pesar de que compró Quip hace cuatro años, el negocio de productividad y colaboración entre empleados está fuera de su dominio”, en palabras de Raúl Castanon, analista senior de 451 Research/S&P Global Market Intelligence.

Además de adquirir la aplicación de colaboración Quip en 2016, Salesforce ya había realizado anteriormente incursiones en el mundo de la colaboración entre empleados con la red social empresarial Chatter y el portal Community Cloud. Ninguno fue particularmente exitoso para la compañía, de acuerdo con Ashenden. Pero, en la actualidad, comprar Slack podría abrirle una ruta inmediata para expandir su enfoque en lo que respecta a las herramientas de relación con el cliente y a abordar un mercado nuevo: el de la mejora de la relación con los empleados.

Para Castanon, “los proveedores de tecnología normalmente han gravitado hacia uno u otro, sin embargo, el camino del cliente atraviesa ambos. La combinación de sus capacidades básicas permitiría un enfoque integral que podría impactar significativamente en la experiencia del cliente”. “La adquisición de Slack le daría un gran impulso en este sentido. Integrar Slack con toda la historia que la compañía tiene detrás también jugaría un papel importante en la estrategia de Salesforce”, añadió Ashenden.

En realidad, según Castanon, cerrar la brecha que existe entre las comunicaciones de los empleados y los clientes no es un concepto totalmente novedoso, “pero la intersección de la atención al cliente con las comunicaciones internas sigue siendo un espacio en blanco lleno de oportunidades”.

Paralelamente, Slack ha estado inmersa en la creación de un espacio de colaboración más abierto, con el lanzamiento de Slack Connect este año, lo que facilita a las empresas que usan su plataforma la interactuación con organizaciones externas (socios y clientes incluidos). “El potencial de Slack Connect y la creación de una red de colaboración B2B también encajaría bien con la historia de capacitación empresarial de Salesforce”, afirmó Ashenden.

Un impulso para la guerra entre Slack y Microsoft

La compra también beneficiaría a Salesforce en su batalla contra Microsoft, con quien también compite en el negocio del CRM. Slack, por su parte, también ganaría mucho con la operación, ya que formar parte de Salesforce la ubicaría en una posición más fuerte frente al actor dominante de la industria del software de colaboración y productividad.

Desde que lanzó Teams en 2017, Microsoft ha invertido mucho en su plataforma de colaboración, desplazando a los usuarios de Skype para empresas y con el desarrollo de gran variedad de características. Teams, que cuenta con 115 millones de usuarios activos diariamente, también se beneficia, como decíamos, de estar incluida, sin coste adicional, en la oferta Microsoft 365, lo que le ha permitido avanzar en el ámbito de la empresa.

“Desde el punto de vista de Slack, está claro que se enfrenta a un desafío impresionante como es competir con Microsoft; con la compra podría beneficiarse de formar parte de una entidad mayor”, apuntó Castanon.

Salesforce también podría ayudar a impulsar la adopción de Slack por parte de los usuarios. El rápido incremento que tuvo esta plataforma en sus primeros años parece haberse ralentizado en los últimos 18 meses, según precisó Ashenden, que añadió que, frente a otros proveedores, que sí han experimentado un fuerte impulso de sus herramientas de colaboración durante la pandemia, Slack ha tenido un crecimiento algo ‘apagado’. “Slack necesita ampliar su alcance en el mercado e invertir más en sus productos y hacerlo en solitario puede ser muy difícil”, añadió.

Formar parte de Salesforce, una compañía muy activa en adquisiciones y con una gran experiencia en integrar a otras compañías, como la dedicada a visualización de datos Tableau (que compró en 2019 por 15.300 millones de dólares) y la de integración Mulesoft (adquirida en 2018 por 6.500 millones de dólares), probablemente daría confianza a los clientes. Dicho esto, un acuerdo para adquirir Slack probablemente disminuiría las adquisiciones anteriores en términos de valor. Integrar Slack en sus operaciones también es un reto para Salesforce, que podría optar, como ha hecho con otras compras, por permitirle operar como una unidad autónoma durante algún tiempo.

Los usuarios finales también se beneficiarían de la compra de Slack por Salesforce, según Ashenden. “Significaría inevitablemente una integración mucho más profunda en toda la gama de productos de Salesforce, pero habrá muchos clientes de Slack que ya son clientes de Salesforce, y sólo se beneficiarán de la existencia de conexiones más estrechas en este punto”.

-IDG.es

Advertisement
 

VIDEOS

Resources

Advertisement

Recientes

Advertisement